El país del fin del mundo, del tango y los paisajes únicos hoy se postula como una alternativa perfecta para retomar los viajes en este 2021. Desde su capital repleta de historia, pasando por la Patagonia de lagos y montañas, los colores del norte, la fuerza de las Cataratas y la variedad de Parques Nacionales que se extienden a lo largo de su territorio. Las opciones son muchas y todas concluyen en lo mismo: un respiro natural a pocas horas de Chile. En una época en donde el aire libre cotiza en alza, Argentina responde con planes para todos los gustos.

Pero, más allá de sus paisajes, cuenta con una ventaja importante para los chilenos: el cambio de moneda. Además, el turismo nacional argentino está reactivándose gracias a un proyecto impulsado por el gobierno hacia fines del año pasado.

Economía beneficiosa para el turista extranjero

El dólar blue es el eufemismo que usan los argentinos para referirse al dólar estadounidense que se compra en el mercado paralelo.

Y es justamente este tipo de cambio el que resulta favorable para los turistas extranjeros. ¿Por qué? Porque actualmente 1 dólar estadounidense equivale a 182,50 pesos argentinos en ese mercado, mientras que el dólar oficial está 95,50. La brecha entre el blue y el oficial es del 91%, es decir, casi el doble. Y, si bien existen vaivenes entre ambos tipos de cambio, viajar dentro del país o comprar cualquier producto resulta ampliamente conveniente con el dólar blue.

De esta forma, conocer Argentina se convierte en una oportunidad para los chilenos tanto a nivel paisajístico como económico. Los precios de alquiler son 47% más baratos que en Chile y salir a comer a un restaurante resulta 25% más económico en territorio argentino. Es decir, los precios de la Argentina encuentran diferencias a favor para recorrerla turísticamente con el tipo de cambio mencionado.

Plan Previaje

A raíz de la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias económicas, el gobierno nacional argentino decidió lanzar una iniciativa para reactivar el turismo local. El Plan Previaje es un programa de preventa turística que da beneficios a todos los argentinos para viajar y disfrutar de los destinos de la Argentina durante el 2021, esto generó un piso de dinero circulante de $5.000 millones a ser destinados únicamente a consumos dentro de la cadena turística, en concepto de beneficios otorgados por el programa, una buena idea que podríamos tomar prestada para Chile.

Debido al gran éxito del programa, se prevé su reedición durante el 2021 a los mismos fines y efectos: movilizar y fomentar el turismo nacional. Además, también se está trabajando en un programa específico destinado a turistas extranjeros que quieran conocer la Argentina.

Las ciudades más elegidas por los turistas extranjeros para conocer en Argentina históricamente han sido Bariloche, El Calafate, Iguazú, Salta y Mendoza. ¡Estos son algunos de sus imperdibles!

1. Bariloche

El paraíso que todo amante de la naturaleza tiene que conocer. Por sus tranquilos lagos de agua turquesa, sus montañas con picos nevados, su arquitectura colonial y hogareña y, por supuesto, su inigualable chocolate. Bariloche es la respuesta a la imperiosa necesidad de descanso y paz. Imperdibles el Parque Nacional Nahuel Huapi, el Cerro Catedral para hacer esquí, el lago Gutiérrez, un roadtrip por el Circuito Chico, el Centro Cívico, el Lago Moreno, la Cascada de los Duendes, trekking hasta el Cerro López y una visita al Parque Nacional Los Arrayanes. Además, vale la pena el famoso Camino de los 7 Lagos entre Villa La Angostura y San Martín de los Andes. ¿Cuánto tiempo hay que dedicarle a este paraíso sureño? Un mínimo de una semana para disfrutarlo en su totalidad.

2. El Calafate

El Parque Nacional Los Glaciares es uno de los grandes atractivos argentinos. El Glaciar Perito Moreno tiene una superficie de 1415km2 y es uno de los glaciares más grandes del mundo. También se puede hacer trekking sobre el glaciar con una excursión única para vivir el sur desde adentro. ¿Qué otras actividades se pueden realizar en la zona? Navegar por los glaciares, ver el atardecer sobre el Lago Argentino, caminar por el centro y, para una cuota de aventura, manejar 212 km para conocer El Chaltén, capital nacional del trekking.

3. Iguazú

Imponente es la palabra que mejor describe a este paisaje único en el país. La fuerza de una de las maravillas naturales más impresionantes del mundo se puede sentir en el Parque Nacional Iguazú con la impresionante Garganta del Diablo. El verde misionero capta todos los sentidos e invita a disfrutar de una conexión total con la naturaleza. ¿Una coordenada alternativa para visitar? Los Saltos de Moconá.

4. Salta

El paisaje de los valles calchaquíes – característico sistema de montañas y valles del noroeste argentino – combinado con una ruta vitivinícola y tierra rojiza dan como resultado un viaje único al corazón de Salta. ¿Qué incluye? Degustación de vinos en Cafayate, vistas increíbles en Quebrada de las Flechas, fotos con los clásicos cardones en el Parque Nacional Los Cardones (¡pueden medir hasta 15 metros!) y un viaje en el tercer tren más alto del mundo, el tren a las nubes. Por último: Iruya, un pueblito del norte repleto de encanto y rodeado de colores.

5. Mendoza

Tierra de vinos y gastronomía. Uno de sus grandes atractivos son las bodegas, con tours que involucran degustación de Malbec y un maridaje espectacular con comida regional. Además, el paisaje ofrece panorámicas montañosas y uno de los complejos termales más famosos del país: las Termas de Cacheuta. Otro atractivo que no falla es el Cañón del Atuel y, por último y cerquita del paso fronterizo con Chile, el Puente del Inca, Los Penitentes y el Parque Aconcagua.

/