Pérdidas por $47.828 millones fue lo que registraron las isapres abiertas durante el primer semestre de este año, lo que se compara con las ganancias de $18.863 millones de igual periodo de 2020, y con las utilidades de $197 millones del primer semestre de 2019.

Esas son las cifras que dio a conocer la Asociación de Isapres, las que se trata del !peor semestre registrado en los últimos años”, según destacaron. Según el gremio, las pérdidas que anotaron al cierre de junio “se debe principalmente al excesivo aumento de licencias médicas”.

Esto, considerando que el gasto en licencias médicas escaló 35,7% en relación con igual semestre de 2020, lo que significó un costo para las isapres de $455.000 millones, por lo que el gremio calculó que en definitiva se destinó un 40% de la cotización legal en estos permisos, representando un gasto nunca antes visto.

En todo caso, señalaron que esto “ha afectado a todo el sistema de salud, tanto público como privado y que en el país alcanzará este año un gasto equivalente al 1,5% del PIB”.

El gremio explicó que el gasto en prestaciones de salud se normalizó durante el primer semestre, superando el billón de pesos ($1.011 mil millones).

Pero la Asociación detalló que “otra causa de estos negativos resultados se debe a la imposibilidad de incorporar el aumento de costos por dos años consecutivos, por el congelamiento de precios, que ha significado que las isapres tienen vigente el precio establecido el año 2019″.

Gonzalo Simon, presidente de la Asociación de Isapres, indicó que “la situación financiera ha ido empeorando progresivamente debido al importante crecimiento del gasto producto del inusual aumento del número de licencias médicas, a la normalización de las atenciones de salud y la reactivación de las postergadas durante la pandemia”. Y agregó que “a este escenario debemos sumar el efecto del congelamiento de precios”.

La isapre que registra las mayores pérdidas al cierre del primer semestre es Consalud con -$36.025 millones. Le sigue Banmédica con -$11.232 millones; y CruzBlanca con -$10.589 millones. En tanto, reportan utilidades Colmena por $7.616 millones; Nueva Masvida de $8,9 millones y VidaTres de $2.393 millones.

La mayor cantidad de estas pérdidas se concentró justamente en el segundo trimestre, ya que allí ninguna de las isapres reportó ganancias, totalizando -$40.703.235 millones.

/