“Se discute un nuevo retiro desde las AFP. Hoy la economía de Chile es radicalmente diferente a la de 2020. Antes faltaba capacidad de compra. Ahora sobra con el gran logro de la oposición de un IFE muy mejorado. Pero nos queda una tremenda desigualdad. Otro retiro la agrava”.

Con estas palabras, a través de su cuenta de Twitter, el profesor titular de la Universidad de Chile Ricardo Ffrench-Davis abordó la discusión del cuarto retiro de fondos previsionales que se discute actualmente en el Congreso. El doctor en Economía criado en Chicago se sumó a las voces de varios expertos que han entrado al debate alertando las consecuencias económicas de volver a intervenir las AFP.

Hace unos días, el también académico de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, criticó la extensión del IFE universal y dijo que dadas las condiciones económicas actuales, no hay necesidad para un cuarto retiro de fondos. “Si no hay necesidad para el IFE que propuso el gobierno, al menos dos tercios está de más, menos hay para un cuarto retiro. Si se hace, tengo la esperanza que no se apruebe, pero si es que se hiciera, la economía se va a recalentar más y con efecto inflacionario”, comentó el economista.

Otra de las voces que cuestiona la medida es la del exministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, quien afirmó que un nuevo giro de fondos puede generar problemas inflacionarios. “Lo más importante es que este discurso de que ‘la plata es mía y nada más que mía’ se derrota a sí mismo (…) Las pensiones son obligatorias porque la sociedad no puede hacerse cargo enteramente de la tercera edad y la gente tiene que proveer para su vejez. Y lo que estamos viendo con los retiros es que estamos devolviéndonos a un sistema donde no hay seguridad social”, dijo el ex jefe de Teatinos 120.

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, igualmente hizo una advertencia señalando que un nuevo giro inyectaría recursos en una economía en riesgo de recalentamiento. “Un retiro del 10% que sea visto simplemente como un paso intermedio de una seguidilla de retiros que continuará en el futuro, no es muy distinto que un retiro del 100%, y por lo tanto, sus consecuencias económicas, que a nuestro entender son extremadamente graves, no solo para el país sino que para las personas en Chile, van a ser relativamente similares”, dijo el titular del emisor.

Y agregó que “si no tomamos en cuenta los riesgos a los que estamos exponiendo al país, en un momento en el cual la economía está saliendo de una crisis, donde la economía está entrando en una fase de recuperación importante, y donde todavía nos quedan muchas cosas por hacer, creo que es un riesgo desproporcionado en relación a los beneficios que sería posible alcanzar con esta medida”.

Cabe mencionar que el Superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, enfatizó que de concretarse el nuevo retiro de fondos, la mitad de los afiliados quedaría sin saldo en sus cuentas. Esto corresponde a 5.611.477 personas. Y aseguró que se perderían 7 años de cotizaciones con los cuatro giros.

A pesar de las críticas, todas estas advertencias parecen ser insuficientes, ya que diputados de oposición ya anunciaron que mantendrían su respaldo a la iniciativa en la Comisión de Constitución. Dentro de Chile Vamos, se mostraron alineados con los argumentos entregados por el Banco Central.

/