“Yo estoy en contra. Un cuarto retiro es un acto de irresponsabilidad (…) no hay razones que lo justifique”.

Las palabras son de José De Gregorio, expresidente del Banco Central, quien estuvo en el programa Mesa Central para analizar la situación ante un cuarto retiro del 10% de las AFP y la extensión del IFE.

Si bien el economista reconoció que el grueso de los países que tiene sistemas de capitalización individual permite sacar parte de las pensiones en momentos determinados, en Chile “finalmente ha habido tres retiros de forma desordenada”, dijo, y agregó: “Muchos opinaban que con el primer retiro iba a quedar el caos en el mercado de capitales, pero eso no pasó. Pero ya cuando vamos en el 40% (como se está planteando ahora) vienen costos importantes”.

Incluso, el economista estima que de darse un cuarto retiro, las tasas de cotización podrían llegar a un 20%. “Hay que partir de una idea fundamental: las pensiones y su ahorro es obligatorio, porque de otra manera no lo haríamos. Está en nuestra naturaleza no mirar a largo plazo. Como sociedad nos obligamos a hacer algo que no queremos, pero es para que cuando lleguemos a la vejez tengamos buenas pensiones. El problema es que Chile tiene pensiones muy bajas. Miserables como dicen. Y ahora, serán un 30% o 40% más miserables. Muchos políticos dicen que lo arreglarán, pero eso no se puede”, indicó

/