Las compañías de seguros de EE.UU. presentes en Chile tomaron nuevas acciones a raíz del segundo retiro en rentas vitalicias que se discute en el Congreso y del que ya fue aprobado y pagado: llamaron al Congreso chileno a oponerse a dicha medida y enviaron una carta al gobierno norteamericano de Joe Biden solicitando su intervención para elevar el caso al G20.

Y las reacciones no se han hecho esperar. Diputados de Chile Vamos manifiestan que era esperable que ocurriera algo así, porque todas las autoridades y reguladores advirtieron al respecto durante el debate legislativo de la iniciativa. En tanto, a la oposición no le sorprende las acciones del gremio norteamericano, pues señala que es natural que dicha asociación defienda el interés de sus miembros. Pero también hubo molestia.

Desde el Senado, el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, el senador Jorge Pizarro, señala que “las preocupaciones de las aseguradoras de EE.UU. por definiciones legislativas internas deben resolverse por la vía institucional y no debieran politizarse, ni menos contaminar las relaciones entre gobiernos, como pareciera ser el interés de estas compañías al enviar cartas al Congreso de EE.UU. y al Presidente Biden. Existe una sede institucional para resolver las diferencias entre inversionistas y el Estado como es el CIADI y lo razonable es preferir el camino institucional más que el camino de la politización para resolver diferencias entre inversionistas extranjeros y la legislación propia de cada Estado”.

El diputado Karim Bianchi (independiente), uno de los impulsores del retiro en rentas vitalicias, dijo en su cuenta de Twitter: “Aseguradoras en las faldas de Biden temblando con nuestro proyecto… de Magallanes a Washington te digo Joe Biden no te metas con nuestros pensionados de rentas vitalicias”.

Por su parte, la diputada Alejandra Sepúlveda (FRVS), presidenta de la Comisión Investigadora por rentas vitalicias, indica que es “lógico que las aseguradoras tomen todas las acciones que sean necesarias para cuidar sus intereses, tanto a nivel nacional como internacional. Ahora, me parece gravísimo que estén colocando en tela de juicio el estado de derecho en Chile, e insto al gobierno a aclarar esta situación lo antes posible. Me parece absolutamente compleja la situación”.

La diputada añade que “también enviaremos al Parlamento de EE.UU. todas las denuncias que hemos recibido, que son miles, de parte de los usuarios de las aseguradoras, en términos de la falta de transparencia de los contratos, el tipo de cálculo en las pensiones, y además queremos comparar el trato que tienen estas aseguradoras con los usuarios estadounidenses o europeos, en relación con lo que estamos viviendo con los pensionados en Chile”.

De la misma forma, la diputada detalla que “vamos a pedir a la OCDE, a través del convenio que tiene con el Parlamento chileno, la legislatura comparada entre los países europeos y lo que ocurre en Chile en relación a los contratos de las aseguradoras sobre la realidad que viven nuestros pensionados chilenos y los europeos en la igualdad de trato que debe existir de parte de estas aseguradoras. Solo recordar que ya no somos un pueblito al sur de EE.UU.”.

En tanto, el diputado Leonardo Soto (PS), integrante de la Comisión de Constitución, sostiene que “es natural que esta asociación de compañías de seguros privadas norteamericanas defiendan los intereses de los accionistas de cada uno de sus grupos aseguradores internacionales, pero la labor del Estado chileno es defender a las personas, los chilenos de carne y hueso que son jubilados de rentas vitalicias y que tienen un conjunto de problemas vinculados a la pandemia”.