Brasil era un rival de cuidado por tres detalles: los números que respaldaban su campaña en la tabla de posiciones, las individuales en cada sector del campo y, de paso, por su localía en Recife. La Selección Peruana, por su parte, llegaba con un triunfo (con algo de angustia) sobre Venezuela y con la misión de no alejarse del quinto lugar. Bueno, con todos esos antecedentes, era clave que los dirigidos por Ricardo Gareca estén atentos en cada segundo del cotejo. Esto último nos costó… y caro.

Pese a ello, la primera jugada de peligro fue para los dirigidos por Ricardo Gareca. A los cinco minutos, Gianluca Lapadula asustó el arco de Weverton con un derechazo. Pero luego empezó a reaccionar el equipo de Tite. Sobre los 9′, Gerson apretó el acelerador sobre el sector izquierdo y no pudo en el mano a mano con Pedro Gallese. El ‘1’ puso el pecho y desvió el peligro.

Ahora, la suerte no estuvo de nuestro lado sobre los 14′. Anderson Santamaría intentó cubrir el balón ante Neymar. El ‘10’ brasileño ganó la posición (el cuadro peruano reclamó falta), avanzó y le brindó una asistencia a Everton Ribeiro. El volante del ‘Scratch’ no dudó en la definición y abrió el marcador en el Arena Pernambuco. Sobre los 33′ casi llega el segundo para los locales. Lucas Paquetá desbordó y Marcos López tuvo que cerrar su sector.

Sobre los 40′ llegó el segundo para Brasil. Tras una serie de rebotes y un mal rechazo de Anderson Santamaría, Neymar definió con tranquilidad. Para la etapa complementaria, el ‘Tigre’ realizó dos modificaciones: Edison Flores por Christian Cueva y Christian Ramos por Anderson Santamaría (luego ingresaron Wilder Cartagena, Gabriel Costa y Raúl Ruidíaz). Pese a ese detalle, la historia del cotejo no iba a cambiar.

Sobre los 58′, Yoshimar Yotún habilitó a Marcos López, quien sacó un centro. Edison Flores intentó ganar por el juego aéreo. A los 71′ intentó Marcos López con un fuerte zurdazo. Weverton la mandó al córner. Y alrededor de los 85′, Hulk casi coloca el tercero: le ganó en la salida a Gallese, pero su definición no fue precisa. El marcador no se movería más en Recife. El próximo reto de la blanquirroja ahora es contra Chile, en octubre.

/