La prueba del Gobierno escocés de una semana de cuatro días para los trabajadores de oficina debería ampliarse a otras áreas de la economía como parte de la recuperación de la nación después del covid, según un grupo destacado de expertos.

El Instituto de Investigación de Políticas Públicas pidió más programas piloto en industrias como la de atención médica y la hotelería. También propuso que los ministros establezcan una comisión para examinar el trabajo justo.

Una encuesta de IPPR encontró que un 88% de los encuestados estarían dispuestos a participar en una prueba de cuatro días a la semana.

“Sin embargo, para maximizar las oportunidades de aprendizaje, los ensayos deberían ser más ambiciosos en términos de escala y diseño”, dijo el informe.

/