Luego de más de 400 minutos sin recibir goles, el arquero de Racing Gabriel Arias vio como su racha llegó a su fin, en el empate 1-1 ante San Lorenzo, en la fecha 11 de la Liga Profesional.

El guardameta argentino nacionalizado chileno acumulaba cuatro partidos sin recibir goles. El último fue en el clásico ante Independiente, partido que finalizó 1-0 en favor del Rojo, por la fecha cinco del torneo local.

En los últimos 18 encuentros que atajó Arias en Racing, el arquero presenta la increíble cifra de 14 vallas invictas y solamente seis goles en contra: cuatro ante San Pablo por Copa Libertadores, uno ante Independiente y el de hoy, ante San Lorenzo.

De esta forma, Arias sigue siendo un pilar fundamental del conjunto de Avellaneda, que tras la igualdad agónica ante San Lorenzo por 1-1, se ubica en el quinto puesto de la Liga Profesional con 18 unidades, a cinco del líder Lanús.

Por Ignacio Soto Bascuñán