El Inter arrancó el año 2022 de la mejor manera posible, con una octava victoria consecutiva en la liga y manteniendo su excelente rendimiento al final del año anterior, al derrotar a la Lazio por 2-1 en San Siro. Fue Alessandro Bastoni quien, en la segunda parte, desempató con Milan Skriniar, tras el empate de Ciro Immobile.

“Queríamos empezar el año con una victoria. No ha sido fácil, la Lazio demuestra su calidad y su buena disposición sobre el terreno de juego”, comentó Simone Inzaghi tras el partido. “Nos merecíamos la victoria. Estoy muy contento con los chicos. Este miércoles tendremos que ganar la Supercopa de Italia. Se trata de una final para la que queremos jugar al máximo en nuestro campo”.

“Tengo la suerte de contar con los mejores jugadores en esta plantilla. Estoy muy satisfecho y tenemos que seguir así, porque la temporada de liga está pasando muy rápido. Todos los rivales cercanos han ganado hoy, así que no podemos parar aquí. Por desgracia, el partido de Bolonia se aplazó, pero los chicos actuaron muy bien para volver a la carga y conservar la concentración”.

“De lo que estoy realmente orgulloso es de la implicación de todo el mundo. Ver a [Arturo] Vidal entre los mejores sobre el campo contra el Torino y la forma en que [Roberto] Gagliardini ha actuado esta noche demuestra que toda la plantilla está plenamente comprometida, incluidos los que no son los más habituales. Sus jugadores lo han hecho muy bien durante el partido”.

Cuando se le preguntó si siente la presión de aquellos que dicen que el título de liga del Inter es para tirarlo a la basura, el entrenador explicó: “El 20 de octubre, cuando estábamos a siete puntos de dos equipos, no pensábamos en esas cosas. Nadie dijo que este Scudetto lo tenía que perder el Inter. Ahora puede parecer así, pero eso debería servirnos de motivación para seguir mejorando.”

El entrenador concluyó hablando del impacto de Alexis Sánchez. “Cuando llegué al Inter, Alexis tardó un mes y medio en incorporarse al equipo ya que se estaba recuperando de una lesión en la pantorrilla que sufrió en la Copa América. La verdad es que es un jugador muy positivo y trata de ganarse mi confianza en cada entrenamiento, dando lo mejor de sí mismo. Su presencia es un recurso maravilloso para nosotros. Cuento con cuatro delanteros brillantes y sólo puedo estar contento porque sé que siempre podré contar con todos ellos. Lautaro también ha jugado muy bien hoy, y [Joaquín] Correa y [Edin] Dzeko estuvieron a la altura cuando salieron al campo”.