A medida que el cambio climático hace que las temperaturas se eleven y las sequías se intensifiquen, los suministros de alimentos tendrán dificultades para seguir el ritmo de la creciente población mundial, según un informe de Chatham House.

Para 2050, los rendimientos de los cultivos básicos podrían disminuir en casi un tercio a menos que las emisiones se reduzcan drásticamente en la próxima década. Al mismo tiempo, los agricultores necesitarán cultivar casi un 50% más de alimentos para satisfacer la demanda global, dijo el grupo de expertos. El informe de Chatham House fue elaborado para los jefes de Estado antes de la cumbre climática COP26 de las Naciones Unidas que se celebrará el próximo mes en Glasgow.

Los precios de los alimentos ya están cerca de los máximos de una década debido a las interrupciones en las cadenas de suministro durante la pandemia y al clima extremo. Durante el verano, los precios del trigo subieron debido a las pérdidas de cosechas en algunos de los mayores exportadores. El informe de Chatham House sugiere que los desafíos climáticos podrían mantener intacta esa tendencia.

/