Un día como hoy, pero de hace 25 años, Marcelo Salas debutó en River Plate y comenzaba a construir una idolatría que sigue hasta el día de hoy. Ese 15 de septiembre de 1996, el Matador ingresó a falta de 15 minutos para el final del partido ante Huracán en su cancha, por la fecha 4 del Apertura 1996 y mostró personalidad: el partido iba 2-2, el juez sancionó penal para el Millonario e inmediatamente el chileno pidió la pelota, pero Enzo Francescoli fue quien finalmente ejecutó el penal y le dio la victoria al equipo de Ramón Díaz.

Apenas 15 días después del debut, Salas marcó su primer gol en River y fue nada menos que ante Boca Junios, en La Bombonera. Su tanto le dio el 1-1 transitorio al Millonario, que terminaría cayendo por 3-2 gracias al recordado nucazo Hugo Romeo Guerra en el segundo tiempo.

Sin embargo, aquella derrota amarga no opacaría la gran actuación del delantero nacido en Temuco quien durante el torneo marcó el inicio del tricampeonato del equipo de Ramón. Finalmente por la fecha 18 en el Monumental, el Matador marcó dos de los goles del 3-0 frente a Vélez Sarsfield que le permitió a River celebrar el título.

Marcelo Salas celebra el 3-0 de aquella noche frente a Vélez Sarsfield para coronarse como campeones de aquel apertura 1996.
Por Ignacio Soto Bascuñán