Más allá de la contundente actuación de la Universidad de Chile en su debut en el Torneo Nacional ante Unión La Calera -en que venció 4 goles a 2-, los hinchas están encantados con la actitud de un jugador: Ronnie Fernández.

El exatacante de Santiago Wanderers llegó para llenar el vacío que dejó la partida de Joaquín Larrivey y, junto a Carlos Palacios, mostraron un gran nivel y comandaron el triunfo en el Nicolás Chahuán Nazar.

Pero antes del partido, la arenga del recién llegado Fernández a sus compañeros en la previa del encuentro fue aplaudida por los seguidores azules. “Este es el compromiso, todo lo que hemos hablado, la familia que queremos formar, el grupo, es ahora”, dijo según muestran los registros del club.

“Para ser un equipo grande primero hay que mostrarlo, no sirve de nada la insignia. Vamos a meter y vamos a jugar”, añadió el jugador de 31 años, ante el aplauso de sus compañeros.

Ya en la cancha, Ronnie Fernández siguió demostrando que es una referencia para sus compañeros: marcó el segundo y fue clave en las jugadas de los dos últimos goles de Palacios.

/Ignacio Soto