El Betis se clasificó para los cuartos de final de la Copa del Rey tras vencer al Sevilla FC por 2-1. El gol de Canales en la reanudación fue clave para el triunfo verdiblanco, que apea a los de Nervión.

El derbi Betis – Sevilla ha llegado al descanso tras disputarse los seis minutos que restaban de la primera parte y los cinco de alargue. El Betis ha buscado más la meta de Alfonso y Juanmi ha visto cómo se le ha anulado un gol en fuera de juego tras un rebote en la frontal. Los verdiblancos han querido atacar con balones en largo a la espalda de la defensa sevillista y en el conjunto de Nervión han aprovechado la presencia de Acuña para ser más profundos por la izquierda.

No ha habido jugadas muy relevantes más allá del gol anulado a Juanmi. El estadio, vacío, deja una impresión muy diferente a lo visto anoche con más de 45.000 espectadores y recuerda a los no tan lejanos tiempos del confinamiento.

El Ingeniero Manuel Pellegrini dispuso que el Real Betis saliera con la siguiente alineación: Rui Silva; Bellerín, Pezzella, Edgar, Álex Moreno; Guido Rodríguez, William Carvalho; Canales, Fekir, Juanmi; y Borja Iglesias.

Esuvieron en el banquillo Claudio Bravo, Joel Robles, Sabaly, Víctor Ruiz, Miranda, Guardado, Camarasa, Rodri, Lainez, Tello y Aitor.

EL GRAVE INCIDENTE

Justo en la celebración del gol de Fekir que elevaba el 1-1 al marcador en el minuto 39, un palo lanzado desde la grada de detrás de la portería sevillista, la de Gol Sur, impactó en la cabeza del visitante Joan Jordán y el juego hubo de detenerse de forma permanente.

Lopetegui denunció al árbitro el lanzamiento y el golpe que recibió su jugador. De Burgos Bengoetxea dialogó después con el delegado de la RFEF en el terreno de juego. Jordán tuvo que ser atendido por los servicios médicos de su equipo y al final, tras la exploración, se decidió que no debía continuar jugando.

De Burgos Bengoetxea, árbitro del encuentro, ha elevado la cuestión a consultas con los delegados y ambos equipos y al estar atendido Joan Jordán por los médicos se ha metido en el vestuario y el partido se ha suspendido oficialmente por parte de la Federación Española de Fútbol. La Jueza Única de Competición decidirá día y hora del partido.

Los jugadores del Sevilla FC se habían ido al vestuario y los del Betis se quedaron sobre el césped.

La afición ya ha abandonado las gradas mientras el diálogo entre representantes de ambos clubes y la Federación se desarrollaba en el interior de los vestuarios y la zona mixta del Benito Villamarín.

La Federación ha emitido un comunicado en el que ha dado oficialidad a la suspensión y ha condenado todo acto de violencia en los terrenos de juego.

 

Los aficionados de diferentes zonas de las gradas béticas han pitado y afeado su conducta a los de Gol Sur, que desde allí se lanzó el objeto que impactó en Jordán.

/