Todo parecía resuelto en la licitación del Registro Civil para la fabricación de las cédulas de identidad y pasaportes. Fue un proceso largo y marcado por polémicas, postergaciones e impugnaciones pero que al final dejó como gran triunfador a Aisino.

El consorcio liderado por esa empresa china se adjudicó dicha licitación por US$205 millones y en la práctica implicaba que el precio de los pasaportes caería a la mitad y el de los carnés en un 20%.

Sin embargo, el caso dio un vuelco repentino porque el Registro Civil anunció esta tarde que el director el Director Nacional, “en uso de sus facultades”, resolvió dejar sin efecto el resultado de esa licitación pública debido a inconsistencias encontradas en la oferta de la empresa.

En un comunicado, la entidad detalló que adoptaron esta medida luego de solicitar una serie de informes a la empresa con el fin de verificar antecedentes necesarios para culminar con la firma del contrato, que se iba a extender por diez años.

La millonaria batalla por hacer los pasaportes chilenos
Los Pasaportes

“En concreto se solicitó que, en cumplimiento de las Bases de Licitación, informara sobre una serie de inconsistencias contenidas en su oferta. Con fecha 12 de noviembre, el representante de la UTP Aisino contestó que la información pedida era improcedente y, por lo tanto, no dio respuesta a los requerimientos exigidos”, señaló el servicio en un comunicado de 9 puntos.

Según el Registro Civil, estas inconsistencias que no fueron aclaradas por la firma china implican una vulneración al “Pacto de Integridad” establecido en las Bases de Licitación del proceso.

Programa Visa Waiver

Pero hay más. En el comunicado de nueve puntos, el Registro Civil dijo que la adjudicación de los pasaportes debía asegurar la continuidad del sistema de exención de visas y, en ese contexto, pidió a la Cancillería que informara sobre los impactos que podría tener este contrato para la elegibilidad del país en el programa Visa Waiver.

Allamand tras reclamo de aseguradora de EE.UU. por retiro de rentas vitalicias: “La Cancillería va a defender el interés del país”
El canciller Andrés Allamand.

“Al efecto la Subsecretaría de Relaciones Exteriores informó al Servicio de Registro Civil e Identificación, mediante oficio reservado de fecha 12 de noviembre recién pasado que, según los antecedentes disponibles para dicha entidad gubernamental, existe un alto grado de probabilidad que se ponga término al Programa Visa Waiver con Estados Unidos y probablemente con Canadá, en el evento de celebrarse el contrato con el adjudicatario”, señala el documento.

Las suspicacias

Hace algunos días, el Ministerio de Justicia pidió a dos abogados una mirada externa a este proceso, para suplir una de las debilidades que había tenido el Servicio de Registro Civil, al que se ha acusado de llevar adelante esta licitación de manera muy cerrada, sin atender que los resultados tenían implicancias para el país con otros Estados.

De esa forma, se le encomendó a Luis Cordero y Andrés Jana, que revisaran el proceso licitatorio que favoreció al consorcio chino alemán que había adjudicado la fabricación de los pasaportes. Como experto en derecho administrativo, Cordero, debió revisar los aspectos formales de las bases de licitación, mientras que Jana, analizó las bases de la licitación con una mirada más estratégica y debía advertir eventuales riesgos de juicios que podrían afectar a Chile ante organismos internacionales.

/