El primer vicepresidente de Fedeagro Venezuela, Osman Quero, comentó que el sector agrícola y ganadero no tienen conocimiento del precio que será fijado, por lo cual estiman que las consecuencias del alza puedan ser mayores en los productos.

“Lo peor que puede pasar es que no se defina el precio definitivo para el sector agrícola, industrial etc; y en consecuencia, esto trae que sucedan estos temas (…) no hay una gaceta que establezca que el diésel está teniendo un precio, no hay una comunicación formal (…) hoy por hoy el mercado del diésel se mantiene en una situación un poco oscura, y es necesario que se establezca un precio y la distribución sea libre”, dijo.

Quero aseguró que el sector agrícola necesita al menos unos 125 mil litros de combustible por hectárea, solamente para llevar a cabo la producción del maíz.

/