La Comisión de Constitución del Senado aprobó de forma unánime el nuevo itinerario para el desarrollo del proceso constituyente que iniciará en 2023. El ajuste que se hizo al proyecto acordado por los partidos políticos es que los comicios de los integrantes del Consejo Constitucional sean el 7 de mayo y no el 14 de mayo.

El debate se dio porque el 14 de mayo es el Día de la Madre, lo que los parlamentarios señalaron que sería “sensible” para la gente y para el comercio; y aplazar los comicios significaría que el Plebiscito de salida se realice en enero de 2024, lo que excede el límite del 2023 que han planteado los partidos. No obstante, el 7 de mayo es la Maratón de Santiago.

Asimismo, se disminuyó el plazo legal que requiere el Servel para efectos de la confección del padrón de 120 a 100 días antes de las elecciones, lo que les da mayor margen a los parlamentarios para tramitar la reforma durante el mes de enero y despacharla sin afectar a los tiempos que les exige el Servicio Electoral.

Con ese ajuste, la reforma debe estar despachada y publicada en el Diario Oficial como máximo el 27 de enero de 2023. También se estableció que el Plebiscito de salida será el 17 de diciembre, una semana antes de navidad. Todavía resta votar el inicio del Consejo Constitucional, que sería el 7 de junio.

Si bien no hubo objeciones sobre el nuevo calendario por parte de los miembros de la comisión, el senador republicano Rojo Edwards criticó que “se están haciendo las cosas a la rápida” y manifestó preocupación por la fecha de inscripción de los candidatos al Consejo Constitucional, que sería la primera semana de febrero.

Estas modificaciones deberán ratificarse en la sala del Senado la próxima semana, donde necesitarán 4/7 de los parlamentarios (29 votos) para aprobarse.

/psg