La reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM) inició este lunes en la ciudad suiza de Davos, con el lema ‘Cooperación en un mundo fragmentado’, entre acusaciones de “hipocresía” por el uso de aviones privados en medio de la crisis ambiental y la creciente demanda de servicios sexuales que alimentan la prostitución en el balneario suizo.

“Desagradable clase magistral de hipocresía”

Críticos y activistas ambientales han denunciado la “hipocresía” en el uso de aviones privados por parte de los asistentes a la reunión, en la que uno de los temas centrales es el cambio climático, así como también han reprochado la presencia de ejecutivos del sector de combustibles fósiles en un foro supuestamente consciente de la sostenibilidad.

En este sentido, activistas ambientales bloquearon el lunes un aeropuerto de aviones privados, pidiendo que los ricos y los responsables de la toma de decisiones rindan cuentas por los daños climáticos y ecológicos.

Por su parte, la organización climática Greenpeace International reveló que, según una investigación realizada por la consultora ambiental holandesa CE Delft el año pasado durante la semana de la cumbre, “1.040 vuelos de aviones privados llegaron y partieron de los aeropuertos que sirven a la lujosa estación de esquí suiza de Davos”, generando emisiones equivalentes a las de unos 350.000 autos promedio en una semana.

“Dado que el 80 % de la población mundial nunca ha volado, pero sufre las consecuencias de las emisiones de la aviación que dañan el clima y ​​que el FEM afirma estar comprometido con el objetivo climático de París de 1,5 °C, este auge anual de aviones privados es una desagradable clase magistral de hipocresía”, dijo Klara Maria Schenk, activista de transporte de Greenpeace, en un comunicado.

“Excelente selección de damas y caballeros”

Por otro lado, un fenómeno que ha llamado la atención es la creciente demanda de servicios sexuales durante la cumbre que reúne a líderes mundiales, magnates de negocios, ejecutivos corporativos y organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo en la pequeña ciudad alpina.

Según informes, las acompañantes se alojan en los mismos hoteles que los altos cargos y sus empleados durante los cinco días que dura el foro.

El gerente de un servicio de acompañantes de Villa-Velvet en Oftringen, a 170 kilómetros de distancia, aseguró que ya han recibido 11 reservas y 25 consultas hasta el momento y prevé que subirá significativamente en el transcurso de la semana.

La atención, que incluye el acompañamiento a una cena o a una fiesta y los servicios sexuales posteriores, cuesta alrededor de 1.600 dólares por cuatro horas o hasta 2.700 dólares toda la noche.

En un mensaje anónimo de hospitalidad al personal, publicado por el medio austriaco Express, la agencia de acompañantes Sensuallounge Escort, que ofrece “servicios para todas las orientaciones sexuales”, insta a los lectores a reservar su “excelente selección de damas y caballeros” con anticipación para garantizar “la mejor atención y compañía posibles durante el Foro Económico Mundial”.

La prostitución en Davos ya había sido documentada en 2020 por una investigación del periódico inglés The Times en colaboración con Channel 4.

/psg