El rally fulgurante del precio del petróleo, que ha llevado a esta materia prima a máximos de los últimos siete años, está empezando a desinflarse ante el aumento de la producción de crudo en Estados Unidos y otros lugares del mundo, según ha avanzado hoy la Agencia Internacional de la Energía en su informe mensual.

El crecimiento de la demanda permanece robusto, lo cual actúa como sostén de los precios, pero el suministro también está creciendo y los cambios observados en el mes de octubre en las reservas de petróleo sugieren que “la tendencia puede estar cambiando”, explica la AIE. “Un alivio temporal para el rally de precios puede estar en el horizonte”, añade en su informe.

Este aviso es un elemento clave ante la escalada generalizada de la inflación, impulsada en gran medida por el encarecimiento de la energía. Las tasas de IPC en EE UU y Europa han alcanzado máximos que no se recordaban en casi tres décadas y han elevado la presión sobre la Fed y el BCE para acelerar la retirada de estímulos monetarios.

/