Estados Unidos liberará 50 millones de barriles de crudo de sus reservas estratégicas en coordinación con China, Japón, India y Corea del Sur. La medida, que representa un intento coordinado sin precedentes de tres de los mayores consumidores de petróleo del mundo por controlar los precios, podría provocar una reacción de la OPEP+.

Del total, 32 millones se liberaran de la Reserva Estratégica de Petróleo de EE.UU. como un intercambio en los próximos meses, mientras que 18 millones constituirán una liberación acelerada de la venta previamente autorizada, informó el martes la Casa Blanca en un comunicado.

Un funcionario de la Administración Biden dijo el martes a los periodistas que los barriles comenzarían a liberarse a mediados o fines de diciembre. La Casa Blanca señaló además que la Administración está preparada para tomar medidas no especificadas adicionales, si es necesario.

/