El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó el miércoles que el programa crediticio de 2018 con Argentina por 57.000 millones de dólares, el más grande de la historia de la institución, “no cumplió” sus objetivos.

“El programa no cumplió con los objetivos de restaurar la confianza en la viabilidad fiscal y externa y, al mismo tiempo, propiciar el crecimiento económico” del país sudamericano, señaló el Fondo en un comunicado.

En 2018, en medio de una corrida cambiaria en Argentina que comenzó en abril, el entonces Presidente Mauricio Macri anunció en mayo que buscaría apoyo del FMI.

El directorio ejecutivo del Fondo aprobó en junio un Acuerdo Stand-By de 36 meses con el gobierno argentino, que amplió en octubre, por unos 57.000 millones de dólares, a cambio de un severo ajuste fiscal para equilibrar las cuentas públicas.

“El programa tenía como objetivo restablecer la confianza, reducir la balanza de pagos y los desequilibrios fiscales y reducir la inflación”, señaló el FMI el miércoles.

/