El objetivo principal de la red Lightning es el de agilizar las transacciones con bitcoin y, al mismo tiempo, reducir los gastos relacionados con comisiones de minería. Todo esto permite a su vez que el uso de Bitcoin sea mucho más eficiente en todos los sentidos, especialmente en cuanto a la velocidad de los pagos y a su consumo energético.

En la actualidad, la red Lightning tiene una capacidad total de 3.736 BTC equivalentes aproximadamente a USD 153 millones, según el precio del BTC en el mercado al día de hoy. Este monto está repartido entre los 82.500 canales de pago que dispone la red. Aunque no todos los canales manejan la misma cantidad de BTC, pues esta va a depender de lo que su administrador disponga para tal fin.

De acuerdo con 1ML, un sitio web de estadísticas sobre la red Lightning, LN cuenta con 36.343 nodos, de los cuales 20.230 tienen canales de pago activos. Aparentemente, solo 33 de esos nodos están ubicados en América Latina, donde Brasil y Argentina son los mayores participantes con 11 y 7 nodos, respectivamente. Sin embargo, la plataforma Amboss sugieren que hay muchos más nodos de LN en la región, ya que entre sus usuarios hay administradores en países como El Salvador, que no disponen de nodos según 1ML.

El Salvador es una pieza clave en la expansión de la red Lightning en Latinoamérica. Hechos como la puesta en marcha del proyecto Bitcoin Beach en El Zonte y la instauración oficial de Bitcoin como moneda de curso legal en el país han abierto puertas para el crecimiento de LN en la región.

Además de otros proyectos relacionados con el uso de Bitcoin y la red Lightning que han sido anunciados para El Salvador, como Bitcoin City, países como Honduras y México también han hecho públicos ciertos avances recientes en materia de adopción de Bitcoin como forma de pago legal.

/