La obligación como conductor siempre es, transcurridas unas horas del partido, tratar de mejorar el clima anímico. Desde ese lugar sentimos que es necesario entender que tenemos una oportunidad. Está lo negativo que sería si es que no logramos ganar, pero nosotros pensamos en lo positivo que sería si es que logramos ganar. Así y todo seguiría siendo comprometido, pero nos daría otro aire que hoy no tenemos. En eso están enfocados nuestros sentidos, en lograr la integración, la estrategia y el sistema más adecuado posible para un partido que tiene unas características distintas a las de otros. La gente entrenó muy bien y quedamos contentos por eso”, dijo Martín Lasarte

/EMG