Imagen

Imagen

Si antes del partido le hubieran dicho a cualquier colocolino que terminaban el primer tiempo en Lima ganando 1-0, seguramente lo firmaban de inmediato.

Sin embargo, tal como se fue dando el encuentro esa ventaja mínima dejó con gusto a muy poco al popular equipo chileno.

Porque Colo Colo, en esos 45 minutos iniciales fue muy pero muy superior a Alianza Lima.

Ante un limitadísimo equipo peruano (que por algo lleva 26 partidos sin ganar en torneos internacionales) el cuadro popular hizo un primer tiempo casi perfecto.

Cortés, como siempre, impecable bajo los tres palos y en la única oportunidad que fue llamado a intervenir, ante un cabezazo hacia abajo en área chica de Aguirre, rechazó muy bien con el cuerpo.

Esa fue la única distracción de la defensa alba (hoy vistió de negro), que en todo lo demás estuvo impecable. Opazo y Suazo sin problemas para controlar a sus punteros y Falcón como Amor en una noche casi ideal para dos zagueros centrales, limitándose a rechazar centros aéreos que siempre les llegaron de frente y sin ningún delantero peruano complicándolos.

En el medio campo se puede decir que se sustentó la supremacía del Cacique. Porque Fuentes y Pavez fueron los dueños absolutos de ese importante sector de la cancha. Accionaron con tal comodidad que tanto Gil como Costa no tuvieron que retroceder y solamente se dedicaron a su función ofensiva.

Y aquí encontramos el único “pero” a la actuación de Colo Colo en ese primer tiempo brillante.

Corría el minuto 22´y Juan Martín Lucero apareció por el segundo palo para para culminar una jugada gestada por la izquierda y derrotar sin apelación a Campos.Imagen

Fue el 1-0 en favor de los albos, que antes y después de ese gol tuvieron al menos cinco oportunidades netas de gol para aumentar el marcador.

Tres de ellas las más claras: un gol bien anulado por offside del propio Juan Martín Lucero.

Un penal – que nos dejó ciertas dudas- y que el delantero argentino ejecutó muy mal, desviando junto al poste derecho del arco peruano.

El mismo poste en el que,  en la última jugada del primer tiempo, rebotó un disparo del Pibe Solari, en una jugada que está patentada por el joven delantero trasandino y que habitualmente termina en gol.

3-0, 4-0 y hasta 5-0. Así pudo y debió terminar el primer tiempo.

EMPATA ALIANZA LIMA

Y como el fútbol siempre castiga a quien se farrea tantos goles, en la primera jugada del segundo tiempo lo empató Alianza Lima.

El “Zorrito” Aguirre desmintió sus 39 años llevándose en velocidad a Emiliano Amor y su zurdazo bajo se metió entre palo y arquero.

Tal como ocurriera en el primer tiempo, tras el empate Colo Colo se volcó en campo contrario a buscar el segundo lugar

Y nuevamente tuvo oportunidades claras que se desaprovecharon. Hubo un centro de Solari que se fue cerrando y terminó pegando en el poste, a espaldas del arquero. Juan Martín Lucero no podía estar ausente en esto de los goles perdidos y en la boca del arco conecto un centro de Suazo y la pelota se fue apenas desviada.

La diferencia con el primer tiempo estuvo en que ahora Alianza devolvió golpe por golpe y Brayan Cortés, una vez más, fue gran figura en el arco albo.

Tuvo una atajada realmente sensacional para desviar un zurdazo de Barco, ejecutado desde la entrada del área chica.

Y cuando el arquero no pudo, apareció el “Peluca” Falcón para despejar desde la línea un remate de Vilches que se colaba en el arco visitante.

Por lo mismo, en Lima quedó la sensación de un resultado justo. Sin embargo, recordando lo que fue el primer tiempo para nosotros, Colo Colo se farreó la posibilidad de asegurar la clasificación en el primer tiempo.

En concreto, dos empates 1-1 y todo quedó igual en el Grupo. Pero, cuidado que todo hace presumir que el segundo lugar se definirá en el último partido entre Colo Colo y Fortaleza. Y por mucho que se juegue en el estadio Monumental nunca es lo mejor tener que cerrar una llave en  un partido definitorio con un rival brasileñoImagen

/por Gerardo Ayala Pizarro. Fotos: twitter Alianza Lima y Colo Colo