Después de la controvertida Junta de Accionistas del lunes, donde se confirmó la salida del presidente Edmundo Valladares, Blanco y Negro eligió a Alfredo Stöhwing como nuevo timonel de la concesionaria, con el apoyo de Aníbal Mosa y su bloque.

Luego de la salida de su antecesor, la vía quedó libre para el ingeniero comercial de 69 años y miembro del bloque Vial-Ruiz Tagle. En un principio, la idea de este bloque consideraba tener una vicepresidencia, pero ante la negativa del líder del Club Social, comenzó a tomar forma el camino propio. Así, con los votos de su sector y el mosismo logró la encabezar la compañía.

La mayor duda estaba en quién ocuparía la vicepresidencia, ya que en el bloque controlador no querían vincularse tan de cerca con el comerciante sirio. Incluso, estuvo en la mesa la idea de ofrecerle ese cargo a Javiera García y a Alejandro Zúñiga, nuevos representantes del CSyD, pero se negaron y además se abstuvieron en la votación. Finalmente, decantó en Ángel Maulén, otro de los directores del vialismo y miembro de la mesa desde 2018.

Antes de su llegada, Maulén, ingeniero civil de profesión, fue subsecretario de Hacienda del gobierno de Eduardo Frei y estuvo involucrado en el Caso Acreditaciones, por el que recibió una pena remitida y multas. De ahí en adelante, ha mantenido un bajo perfil, dedicándose a sus negocios inmobiliarios y a proyectos vinculados a la educación.

/EMG