Uno de los temas que ha marcado el inicio este año es la polémica por los indultos otorgados por el Presidente Gabriel a 12 personas detenidas durante el Estallido Social y al ex frentista Jorge Mateluna.

Esto generó la salida de la exministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Ríos, en cuyo lugar asumió Luis Cordero.

La Cámara de Diputadas y Diputados aprobó, este lunes, la creación de una comisión especial investigadora que se encargará de recopilar antecedentes sobre los trece indultos otorgados por el Presidente de la República, Gabriel Boric, a fines de diciembre.

Con 66 votos a favor, 44 en contra y siete abstenciones, la cámara baja aprobó la solicitud de 69 diputados y diputadas de conformar la nueva instancia que tendrá 90 días para elaborar un informe sobre el polémico caso.

Algunos parlamentarios han manifestado que la única salida a la polémica de los indultos es la invalidación de estos.

El senador de la UDI, Javier Macaya, conversó sobre este tema junto a Álvaro Paci.

“Los indultos son personas que hoy en día constituyen un peligro para la sociedad, que están libres, y que, eventualmente, pueden cometer delitos. Eso es contradictorio con la señal que se necesita para actuar con firmeza y determinación en esta materia”.

“Todo lo que ha rodeado a los indultos es uno de los hechos más graves que ha protagonizado este Gobierno, yo creo que es el más grave que ha protagonizado en su mandato”, indicó.

“Fue una señal de reconocimiento a los protagonistas de la violencia octubrista. Además del desprecio al dolor de millones de chilenos que han sido víctimas de delincuencia durante los últimos años”, aseguró.

“El impacto ha sido demoledor, no solamente en las encuestas. La desaprobación al Gobierno llegó a los niveles más altos en esta materia. El oficialismo ha reaccionado incluso criticando esto, salvo los sectores de la extrema izquierda”, comentó.

Sobre qué han hecho desde la UDI por el tema de los indultos, el senador manifestó que “nosotros hemos seguido un camino institucional, jurídico, que tiene que ver con ir al Tribunal Constitucional con seis de los indultos de las personas que son parte de los delitos que se cometieron durante el estallido, y también con Mateluna, el ex frentista”.

“También se tomó la decisión de ir a la Contraloría para evaluar la legalidad de la toma de razón de estos decretos”, agregó.

“Hemos seguido una vía jurisdiccional, pero también en el Congreso tenemos que seguir un camino que tiene que ver en cómo somos capaces de responderle a los millones de chilenos qué esperan de sus políticos, más allá de los colores políticos. Que nos hagamos cargo de la agenda en materia de la delincuencia”, concluyó.

/psg