El Tribunal de Disciplina de la ANFP, a través de su Primera Sala, dio a conocer el fallo por los graves incidentes ocurridos el pasado 24 de abril en el Estadio San Carlos de Apoquindo, en el duelo entre Universidad Católica y Colo Colo.

Tras el informe del árbitro José Cabero, el Tribunal de Disciplina determinó “la sanción de jugar dos partidos oficiales en que le corresponda actuar en calidad de local, a “puertas cerradas”. Dicha sanción deberá ser cumplida en los próximos partidos del Torneo Nacional de Primera División”.

Este castigo se suma a uno que ya arrastran los cruzados y que le obligará a jugar sin público ante La Calera. Con este nuevo dictamen, el elenco de San Carlos disputará los duelos ante Antofagasta y Coquimbo sin su parcialidad.

Por Ignacio Soto Bascuñán