Codelco confirmó que el directorio aprobó la construcción de una desalinizadora para sus divisiones de Chiquicamata, Radomiro Tomic y Ministro Hales ubicadas en Calama.

La estatal explicó que la obras de la planta “crítica para el abastecimiento de agua sustentable para las operaciones del distrito norte” comenzarán durante este año y terminarán en un plazo de tres años. Su construcción implicará la inversión de más de US$1.000 millones.

“En momentos de crisis climática, calentamiento global y crisis hídrica nos sentimos orgullosos de concretar este proyecto. Esto demuestra nuestro compromiso de avanzar con rapidez para ser reconocida como una empresa sustentable”, señaló Máximo Pacheco, presidente del directorio de la cuprífera.

/