El ministro de Hacienda, Mario Marcel, señaló que el gobierno no está conforme con el contenido de la reforma tributaria que actualmente se tramita en el Congreso y adelantó los cambios que se está planeando incluir en la iniciativa.

“Nosotros no estamos todavía satisfechos con lo que está en los proyectos que están en el Congreso, estamos en estos momentos trabajando en indicaciones a esos proyectos, y una parte importante de esas indicaciones van a tener que ver con inversión y con productividad”, dijo Marcel en una exposición en la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Al respecto precisó que en el caso del impuesto sobre las utilidades retenidas en sociedades pasivas, es decir, sociedades en que más de la mitad de sus ingresos provienen de dividendos de otras sociedades, de intereses, o de arriendo, “lo que vamos a hacer es que vamos a cambiar la base de esa tasa, vamos a cambiarla desde las utilidades retenidas al impuesto retenido por parte de esas sociedades, y de esa manera vamos a tener un reflejo mucho más claro de lo que se buscaba con esta medida, que es que quien retiene impuestos por la vía de dejarlos guardados en sociedades, pague al menos un interés por el costo financiero para el Estado de que se postergue ese pago de impuesto”.

/