La volatilidad que vivió el tipo de cambio hasta el 14 julio pasado fue extrema y el valor del dólar escaló hasta un máximo histórico de $1.051. Eso, hasta que en dicha jornada el Banco Central decidió intervenir el mercado cambiario con más de US$20.000 millones, US$10.000 millones de ellos para venta spot, de los cuales aún queda la mitad. Este viernes cerró en $879,17, una caída de de $14,71 en la semana, internalizando el triunfo del rechazo.

Sin embargo, de cara al plebiscito del domingo, donde se aprobará o rechazará la propuesta de nueva Constitución, existen distintos escenario. “Tiendo a pensar que el mercado tenía internalizado lo que ocurrió el fin de semana. En consecuencia, con el triunfo del Rechazo no creo que se mueva mucho el lunes, quizás un poco porque se ajusta por un resultado cierto.

En esa línea, Briones indicó que desde 2019 el país ha vivido un incertidumbre política y económica a la que no estábamos acostumbrados, lo que implicó salida de capitales, a lo que se sumaron factores como la caída del precio del cobre en lo último, el shock de la pandemia global y las alzas de tasas en los países desarrollados.

“El precio del dólar que tenemos hoy considero que es el que merecemos. $900-$950 no me parece tan desbocado, cuando pensamos en los fundamentales que hay detrás: primero esta volatilidad, baja del cobre, tenemos una caída fuerte en la actividad económica este y el próximo año, un menor crecimiento relativo del país respecto del mundo, y el valor de una moneda es la medida de la riqueza de un país respecto del resto del mundo”, sentenció el extitular de Hacienda.

Agregó que “todos los factores apuntan al mismo lado: un peso depreciado. ¿Qué puede pasar en el margen? Que se ajuste la volatilidad, la incertidumbre, pero en lo estructural no veo al dólar volviendo a los $700, queda harto camino para eso”.

Por su parte, el también exministro de Hacienda y exvicepresidente del Banco Central, Manuel Marfán, apuntó en el mismo evento que “el peso está sobredepreciado por factores idiosincráticos”, y advirtió que al ganar el Rechazo creo que el peso se apreciará, pero no mucho, porque el grueso de la información ya está incorporada en el tipo de cambio”.