La Bolsa de Santiago, al igual que el peso chileno frente al dólar, abrieron la jornada con un importante impulso tras conocerse el rechazo a la propuesta de nueva Constitución, que fue elaborada por la Convención Constituyente.

El IPSA, el principal índice bursátil de Chile, llegó a registrar un salto de más de 6% con respecto al cierre del viernes pasado y anotó una valoración de 6.013,31 puntos, su máximo histórico según datos de Bloomberg.

Sin embargo, al mediodía y tras el cierre del día, el selectivo local moderó su alza y cerró con una ganancia de 2,16%, a un valor de 5.775,25 puntos.

“Hay muchas personas que prefieren tomar utilidades, en un entorno global turbulento y en vísperas de una nueva alza de la Tasa de Política Monetaria en Chile mañana, donde se espera que el Banco Central suba la tasa desde un 9,75% a 10,50%”, explicó el gerente de estudios de Renta4, Guillermo Araya.

/