Paris Saint-Germain impuso autoridad este martes en el arranque del Grupo H de la Champions League, al vencer por 2-1 a Juventus en el Estadio Parque de los Príncipes.

La escuadra parisina fue dominador toda la primera mitad, comandada por su tridente ofensivo (Neymar, Messi y Mbappé), quienes hicieron lo que quisieron ante la defensa italiana. Así, antes de la media hora de partido ya ganaban con un doblete de Kylian Mbappé (5′ y 22′ minutos), quien en el primer gol fue asistido de gran manera por Neymar y en el segundo definió tras un centro del marroquí Achraf Hakimi.

PSG siguió sumando ocasiones antes de irse al descanso para haber ampliado la diferencia, pero falló en algunas claves con Vitinha y Marco Verratti.

En la segunda parte los locales bajaron la intensidad respecto de los primeros 45′, algo que fue aprovechado por el conjunto “Bianconero, que descontó por intermedio del estadounidense McKennie, que en los 53′ aprovechó una mala salida de Gianluigi Donnarumma en un córner para anotar mediante golpe de cabeza.

A la jugada siguiente pudo caer el empate, pero el guardameta italiano se redimió y estuvo sólido para contener otro frentazo de uno que venía inspirado como Dusan Vlahovic.

Durante el resto del compromiso el PSG aguantó y pudo haber liquidado el resultado con un tercer tanto, pero tanto Mbappé como Messi erraron sus ocasiones, mientras que Mattia Perin le negó el gol a Neymar sobre el final con una excelente tapada.

Gracias a esta victoria, PSG sumó sus primeros tres puntos y Juventus quedó en nada, en un grupo que completan Benfica y el Maccabi Haifa israelí, quienes se enfretaron paralelamente y fue triunfo del elenco portugués por 2-0.

Por Ignacio Soto Bascuñán