El ministro de Hacienda, Mario Marcel, informó este miércoles que las indicaciones del Ejecutivo a la Reforma Tributaria, dadas a conocer ayer, implicarán una menor recaudación de 0,5 puntos, es decir, ésta pasará del 4,1% del PIB en régimen previsto originalmente, a 3,6% del PIB.

En el detalle esta recaudación bajo lo pronosticado se distribuye en un efecto nulo en 2023 versus lo proyectado inicialmente, mientras que en 2024 y 2025 se traduciría en un 0,5% del PIB, respectivamente y en 2026 en 0,6% del PIB, para llegar finalmente, en régimen, al 0,5% del PIB.

Al exponer en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Marcel señaló que, sin embargo, se espera que dicha baja, equivalente a US$1.700 millones, sea compensada por un mejor desempeño económico dadas las mayores inversiones que se estiman sean impulsadas por las nuevas medidas proinversión que contemplan las indicaciones, las que agregarían US$350 millones, así como por un menor gasto en intereses por parte del sector público de US$1.200 millones.

“Ese medio punto que, más o menos se refleja en los años previos, el 2024, 2025, 2026, más o menos corresponde a medio punto la pérdida o la menor recaudación producto de este conjunto de indicaciones, incluyendo aquellas que buscan estimular la inversión. Ahora, ¿cómo se puede compensar esto? hay dos factores que nos van a ayudar a compensar esta menor recaudación: uno de ellos es el hecho de que al tener estos incentivos a la inversión, esa mayor inversión va a permitir un mayor crecimiento sobre todo en los años intermedios, 2023, 2024, y eso nos va a ayudar más o menos en una décima del producto” dijo el ministro.

En cuanto al menor gasto en intereses indicó que “dado los niveles de endeudamiento del sector público y porqué tendríamos un menor gasto en intereses, porque básicamente de acuerdo a lo que está siendo la ejecución presupuestaria de este año, más las proyecciones para los años siguientes sobre la base de metas fiscales que se establecieron en el decreto de política fiscal, todo esto indica que hacia el final del periodo, es decir, hacia el 2026, vamos a tener una relación deuda PIB que no va a ser el techo del 45% con el cual habíamos estado trabajando inicialmente, sino que va a ser más bien el 41%, y esa diferencia en la reducción de la deuda traducido en pagos de intereses equivale a US$1.200 millones o 0,35% del PIB”.

Sobre este punto el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Jaime Naranjo (PS), señaló al ministro que “esa compensación no es fruto de la reforma tributaria, sino que de políticas públicas nuestras que nos va a permitir pagar menos intereses, es decir, no es que haya una medida que compense la menor recaudación, y, para ser claro las nuevas indicaciones significan que vamos a recaudar 0,5 puntos menos del PIB, ¿eso significan en términos de dinero?. A lo cual Marcel respondió: “eso significan efectivamente”.

/