El dólar sigue subiendo y a esta hora cruzó la barrera de los $990. La divisa norteamericana anota su mayor nivel desde que comenzó la intervención del Banco Central (BC) en el mercado cambiario en Chile, y por ello nuevamente comenzó a estar en el radar del instituto emisor.

Precisamente, esta semana concluye la intervención cambiaria que el BC adoptó a mediados de julio pasado, en el marco de sus atribuciones para permitir un correcto funcionamiento del mercado de divisas en el país. La decisión, que se dio tras los históricos niveles que alcanzó el dólar en el mercado local, que superó los $1.000, ha sido evaluada positivamente por el instituto emisor. Tanto así, que hace unas semanas decidió reducir el monto diario de ventas de dólares.

Sin embargo, el mercado mira con atención las señales al respecto, considerando que nuevamente el dólar amenaza con alcanzar y superar la barrera de los $1.000. Frente a ello, este lunes por la mañana la consejera del Banco Central, Stephany Griffith-Jones, sostuvo que el Banco Central “está monitoreando” de cerca los movimientos del dólar.

En una actividad organizada en conjunto por el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de O’Higgins y el Banco Central de Chile, Griffith-Jones fue consultada sobre el alza de tipo de cambio durante la última semana, ante lo cual señaló que corresponde “fundamentalmente al deterioro de los fundamentales”, pero reconoció que los movimientos siguen acaparando la atención del ente emisor.

En esa línea, la economista agregó que “nosotros estamos monitoreándolo con mucho cuidado y no hemos tomado ninguna decisión, fuera de una que se va a anunciar en estos días” (en alusión al término de la intervención).

Griffith-Jones ahondó en el análisis que viene realizando el consejo del instituto emisor, y enfatizó que la decisión buscaba dar estabilidad al mercado cambiario.

“Nosotros vimos que la intervención cambiaria fue bastante exitosa, particularmente hasta la semana pasada. Fue exitosa en especial porque el foco central de la política cambiaria es que sea un tipo de cambio flotante, y que nosotros intervenimos en circunstancias excepcionales, sobre todo cuando se desordenan los mercados, en el sentido que aumenta mucho la volatilidad del tipo de cambio y hay riesgo que se traslade hacia otros sectores financieros. La intervención fue bastante exitosa en el sentido que disminuyó esos traspasos hacia otros sectores financieros y además fue buena porque el dólar cayó bastante”, señaló.

Alabanzas a la política fiscal

En la actividad con el plantel universitario regional, Griffith-Jones también respondió consultas sobre política fiscal y particularmente en torno a la elaboración del Presupuesto fiscal 2023, donde se le preguntó si conocía detalles al respecto.

/