Los cambios de opiniones, son algo inherente al ser humano, todos cometemos errores por falta de experiencia, por falta de conocimientos, o simplemente por no ver la realidad, sin embargo, cuando se gobierna se requiere tener una mirada más amplia y hacerlo para ofrecer bienestar a los ciudadanos, escucharlos, analizar lo que dicen y no sólo a un pequeño grupo partidista.

En la reforma previsional que está impulsando el gobierno, no es nada nuevo, si ya han pasado 8 gobiernos y todos han prometido mejorar las pensiones, desconociendo que ese costo es uno de los más altos que los países tienen y muchos no pueden solventar con un gasto fiscal y menos sin la intervención del mundo privado, que al parecer no les agrada el emprendimiento personal, porque nunca lo han sentido y menos lo han experimentado.

Dicho lo anterior, en los últimos 30 años, tan vilipendiado por estos seres con una superioridad moral que nos gobiernan, realmente se ha tratado de mejorar el sistema previsional vigente, sin embargo, las votaciones efectuadas por quienes hoy pretenden “cambiarlo todo”, no se pueden borrar y todos somos testigos de ello. Cuando se ha perdido la credibilidad, cuando aparece la soberbia, y creen que lo están haciendo fantástico, las personas están rechazando que el estado sea quien se encargue de administrar los ahorros previsionales, que es el esfuerzo de cada persona destinado para la vejez.

El pensar que el sistema de reparto es la panacea que nos llevará a tener mejores pensiones es un chiste mal contado, la reforma previsional que impulsa Boric, va más allá de las intenciones de los gobiernos anteriores, incluyendo las comisiones que se formaron y que nunca se implementaron. Eliminar a las AFP no significa que las pensiones subirán automáticamente, Las instituciones públicas dejan mucho que desear, y todos sabemos como ha crecido los funcionarios públicos o mejor dicho los operadores políticos, el no pago de la pensión garantizada universal, son algunos ejemplos de saber que el estado no es ninguna garantía de probidad y menos de ser eficientes, con los impuestos que todos pagamos.

En este país en que el emprendimiento hoy es mal visto, se pretende capturar el 6% adicional que será de cargo del empleador, terminar con el retiro programado, también con la cuenta dos, administrar e invertir el esfuerzo de todos los ahorrantes, eliminar el D.L. 3.500, no deja de ser inquietante, cuando la mayoría de las personas se manifestaron en contra de la estatización de los ahorros previsionales.

Que el sistema previsional debe ser modificado, perfeccionado, qué duda cabe, sin embargo, hoy pretenden que se apruebe la reforma previsional que están impulsando, olvidándose que estos mismos jóvenes votaron en contra de todo lo que el gobierno anterior impulsaba en lo previsional, seguridad, delincuencia, terrorismo. Hoy tienen tejado de vidrio y otra cosa es con guitarra”.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com