Durante la clase magistral dictada por el profesor Luis Winter: “El Derecho Internacional en un siglo y medio de Política Exterior Nacional”, el académico hizo un barrido por los hitos más representativos de la política exterior nacional en los que el Derecho Internacional ha tenido un rol fundamental.

En su introducción el profesor Winter comentó que lo internacional no ha sido una prioridad en la política nacional. Como ejemplo, menciona el lugar que este ocupa en las cuentas públicas, las designaciones de Embajadores, el trabajo de las Comisiones de Relaciones Exteriores de la Cámara y del Senado. El cómo surge el Ministerio de RR.EE, entre otros acontecimientos. Reconociendo a los precursores como Andrés Bello y Alejandro Álvarez Jofré.

Y así, comenzó un viaje en la historia de nuestro país, en el que en sus palabras, “necesitábamos primero que nos reconocieran como país independiente y luego evitar ser absorbidos por la Confederación Perú Boliviana. Fue necesario enfrentar los problemas con Bolivia y defendernos de las demandas territoriales de Argentina”.

En su relato, el académico, se centró en dos aspectos específicos de nuestra política exterior: la consolidación de nuestras fronteras y la proyección territorial del Chile. En el primer tema comentó que en un comienzo Chile debió enfrentar un cuadro complejo con los países limítrofes (Perú, Argentina y Bolivia). Nuestro país debió desarrollar una hábil política que le permitiera reafirmar su independencia, definir sus fronteras y garantizar un equilibrio entre los países del sur de América.

Sobre la proyección territorial, el académico destacó, que a “la delicada y muy difícil labor cumplida por la diplomacia chilena durante la etapa de definición y consolidación de sus fronteras, se le ha sumado, ya avanzado el siglo pasado, el de su proyección hacia el continente antártico y espacios marítimos cercanos a sus costas como asimismo a su protección, consciente que su utilización indiscriminada, excesiva o abusiva por algunos miembros, perjudica a todos”.

En sus palabras finales, Luis Winter destacó que “desde muy temprano buscamos arbitraje para resolver diferencias cuando el entendimiento director no era posible: se suscribieron tratados, nacieron prácticas que posteriormente se transformaron en costumbres como, por ejemplo, la creación de la Zona Económica Exclusiva en Derecho del Mar; se creó el Sistema Antártico internacional; se recurrió al arbitraje o a la Corte Internacional de Justicia para resolver las diferencias con nuestros vecinos; somos parte de prácticamente todos los Acuerdos Internacionales de Derechos Humanos y de protección de la Democracia; se llevó adelante una política multilateralista con participación activa en el campo regional y mundial y nuestro comercio internacional se fundamente en más de 30 Acuerdos de Libre Comercio.

“El Derecho Internacional y el respeto a sus normas es el que impregna la política exterior, el relacionamiento de nuestro país con el exterior. Es la verdadera carta de presentación de Chile en el mundo externo”, concluyó.