Mediante una canción y un video musical que enfrenta al artista nacional con el CO2, como principal responsable del calentamiento global, buscan generar consciencia sobre la importancia de los bosques nativos para el bienestar del planeta y realizan un llamado a la acción: aportar a la reforestación.

La amenaza al equilibrio medioambiental del planeta ha alcanzado tal gravedad, que la causa para detener el cambio climático se ha convertido en una bandera de lucha transversal, sobrepasando la esfera pública.  Actualmente, distintos actores del mundo privado y ciudadano se han involucrado con este objetivo, buscando aportar a la visibilización y acción contra esta problemática.

Uno de ellos es SEO2, rapero chileno considerado uno de los más populares a finales de los 90 y principios del nuevo milenio, quien se unió a la causa de la mano de Fundación Reforestemos, lanzando un video musical que relata el impacto del exceso de Dióxido de Carbono (CO2) en el medioambiente, con el fin de informar y motivar a los jóvenes. Con rimas como “Yo subo la temperatura en el escenario. Tu subes la temperatura en el globo terráqueo” o “y es que tu ola de calor, nos puede sofocar. Pero esta música es eterna. No se puede quemar”, el artista relata el fenómeno de manera directa y entretenida, finalizando con un llamado a la acción para combatirlo: ayudar a reforestar plantando árboles nativos.

Utilizando una propuesta innovadora, el músico y la ONG basan su campaña en el alcance de palabras entre el nombre artístico y la fórmula química del Dióxido de Carbono (CO2), levantando el desafío “SEO2 v/s CO2, una tiradera por el planeta”, mediante la cual el rapero se plantea como oponente del CO2, incriminándolo como el principal responsable del cambio climático, con la idea de invitar a sus amigos de la música a responderle y apoyarle a través de sus propias composiciones.

Esta iniciativa cobra especial relevancia tras la publicación, a fines de septiembre, del estudio “Inventario Nacional de la calidad del aire”, realizado por la Universidad de Chile, Universidad Federico Santa María y el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2. Este documento revela el balance nacional de producción de CO2, estimando que cada año se llega a las 85.402 kilotoneladas, cifra de la cual se puede calcular una producción cercana a las 5 toneladas de CO2 por cada habitante, en un año. Esto nos sitúa como uno de los países de Latinoamérica que más contribuye al cambio climático, en relación al volumen de su población.