Aprobar una nueva Constitución. Esa fue la definición que la junta nacional de la Democracia Cristiana (DC) fijó el miércoles por la noche, de cara al plebiscito de salida del 4 de septiembre.

Mediante una votación electrónica, en la que participaron 341 dirigentes de los 407 habilitados, la opción Apruebo se impuso con un 63,53% por sobre el Rechazo, que alcanzó un 36,47%. Solo se registró una abstención.

La antesala del cónclave había estado marcada por la tensión interna del partido ante la solicitud de libertad de acción por las divididas visiones que se ciernen en la colectividad. Lo que se suma a los sinceramientos de varias figuras falangistas, quienes previo al inicio de la junta nacional ya habían definido públicamente su postura.

Uno de ellos fue el exconvencional de la DC, Fuad Chahin, quien durante la tarde del miércoles, mediante un video, había anunciado que votará Rechazo.

Esta mañana, -en diálogo con Radio Pauta- el otrora presidente de la DC abordó el acuerdo adoptado por al junta nacional. A su juicio, el resultado obtenido era “bastante esperable”, pero recalcó que “yo voy a defender mi postura”.

“Yo por lo menos voy a hacer campaña, porque voy a defender mis ideas y voy a explicar porqué, porque además jamás me invitaron ni siquiera a la mesa ni al consejo para dar cuenta del proceso constituyente”, explicó.

También, manifestó su crítica opinión tras la definición de la junta nacional. “Acá el partido lo que hace es una vez más subirse al ultimo vagón del tren de izquierda, porque lo que buscan es tratar de seguir haciendo méritos a ver si les reparten algunos carritos en el gobierno. Esa es la verdad, y por eso es que la mesa directiva se la jugó a concho por esto”, aseveró.

En ese sentido, precisó que la mesa directiva de la falange, liderada por el alcalde de La Granja, Felipe Delpin, “lo que quieren es ponernos en una situación insostenible, o que nos vayamos, o que nos expulsen”.

“Yo la verdad es que no me voy a ir, porque me siento absolutamente representado por los principios, valores, doctrina de la Democracia Cristiana. Milito desde los 14 años, tendrán que expulsarme, pero a mí a lo que no me pueden obligar es a tomar una opción que me parece que es mala para al país, que es peligrosa para el país”, agregó.

A juicio del exconvencional, tanto el Apruebo como el Rechazo son opciones legítimas, pero indicó que “quienes tenemos otra opción no se nos puede violentar de tal manera de impedirnos difundir nuestra opinión”.

Durante el diálogo, Chahin también abordó la reunión que sostuvo ayer por la mañana la mesa directiva de la DC junto a dirigentes de las directivas del Partido Socialista y el Partido Por la Democracia, encuentro que se concretó en la sede de la falange. Y también el llamado del Presidente Gabriel Boric a recordar al expresidente Eduardo Frei Montalva, ad portas de que iniciara la junta nacional.

“Si ellos efectivamente siguen los recados que les manda Boric por la prensa a horas antes de la junta, o porque le va a pautear el mismo PS a la sede del partido también horas antes de la junta -mismo PS que vetó a Ximena Rincón como candidata y que después no quiso inscribir primarias con nosotros (…)-, a mí me parece que eso es indigno, una actitud rastrera de la mesa directiva del partido”, señaló, pero precisó que “de la mayoría de la mesa directiva, no de los vicepresidentes que entraron por integración, no de Joanna Pérez ni de Gianni Rivera”.

Además, en caso de que la opción Rechazo se imponga ante el Apruebo el próximo 4 de septiembre, Chahin aseguró que “tendrá la mesa directiva que asumir su responsabilidad”.

/psg