El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, criticó el martes “el fracaso de las autoridades afganas” ante los talibanes y la rapidez con la que los rebeldes ocuparon Kabul, al mismo tiempo que defendía el papel de la Alianza Atlántica.

Las fuerzas de la OTAN “combatieron con valentía” en Afganistán “pero no consiguieron controlar el país” ya que “a fin de cuentas, las autoridades políticas afganas fracasaron en su intento de oponerse a los talibanes y llegar a una solución pacífica”, dijo Stoltenberg.

“Es el fracaso de las autoridades afganas que condujo a lo que estamos viendo actualmente” aseguró en rueda de prensa.

La OTAN se esfuerza por ahora en “garantizar la seguridad” de su personal civil y de sus empleados afganos presentes en Kabul, y “trabaja sin descanso para mantener sus operaciones en el aeropuerto de Kabul” precisó el secretario general de la organización.

“Unos 800 civiles que trabajan para la OTAN se han quedado para garantizar operaciones clave, bajo circunstancias muy difíciles, entre ellas el tráfico aéreo, el abastecimiento de combustible y las comunicaciones”, precisó.

/psg