“Las finanzas hoy lo permiten”. Con esas palabras, el ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, anunció en Emol que el Gobierno congelará la tarifa del transporte público metropolitano regulado durante el primer semestre de 2023. En el caso de los adultos mayores y estudiantes, la medida se extenderá por todo el año.

Con el anuncio, el precio continuará en $700 para el sistema de buses RED y hasta $800 para el Metro de Santiago.

Hace semanas se esperaba un anuncio respecto a la tarifa, puesto que gran parte del 2022 estuvo marcado por un amplio debate sobre cómo se enfrentaría un eventual alza en el valor del pasaje que permanece congelado desde antes del estallido social. De hecho, la propuesta de un alza de $30 pesos por parte del panel de expertos -en el Gobierno del ex Presidente Sebastián Piñera-, desató las manifestaciones.

En noviembre del año pasado -y en medio de las presiones desde Apruebo Dignidad por congelar la tarifa-, el Presidente Gabriel Boric advirtió que no era posible mantenerla igual durante tres años. “En momentos de crisis económica, sabemos que hay que apoyar a las familias. A la vez, sabemos que el congelamiento de tarifas por más de tres años consecutivos no es sostenible en el tiempo”, dijo entonces el Mandatario. En tanto, el ministro Muñoz, quedó de anunciar “con suficiente anticipación” cualquier decisión que se tomara en la materia.

Así las cosas, el análisis que realizó la cartera de Transportes, en conjunto con la de Hacienda, concluyó que había margen fiscal para el congelamiento. Según comentó el ministro a este medio, en las reuniones se puso en la balanza “la disponibilidad de recursos, la proyección económica del país, y se considera también la situación financiera de las familias”.

“Por el momento, lo que estamos anunciando, nos parece con suficiente tiempo y anticipación; que esas son las condiciones en el primer semestre (congelamiento) de tarifa adulto, y para todo el año en el caso de adultos mayores y estudiantes”, ahondó.

Consultado por los montos en los que se traducirá el eventual aumento desde julio en adelante, el ministro Muñoz planteó que esa definición será analizada durante este semestre, “en función de la situación económica del país y cómo van afectando a las distintas familias (…) hay que ir mirando cuáles son las finanzas del país para ver en cuánto debería aumentar la tarifa cuando llegue el momento de tener que hacerlo”.

Esto último, “principalmente con foco en el impacto que provoca el valor del transporte público en las familias de los estratos medios y bajo, quienes usan el servicio en forma mayoritaria”.

Muñoz calificó el anuncio como una “buena noticia”, sumado a que “las finanzas hoy día lo permiten, y más adelante podemos ir viendo si eso se puede mantener, o si es necesario, como hemos dicho en más de una oportunidad, eventualmente descongelar la tarifa”.

Subsidio

El ministro destacó además los efectos positivos del subsidio al transporte público regulado, puesto que “por un lado, fomenta su uso, debido a que mientras más barato sea la tarifa, más atractivo es; y por otro, porque es un subsidio que va directamente a las familias de menor ingreso, por eso es muy interesante como política social”.

De acuerdo a la Ley de Presupuesto del año 2023, el sistema RED recibe un subsidio de $839.461 millones al año (aproximadamente USD$1.032 millones al tipo de cambio actual).

Ese monto es equivalente para las regiones, del cual sólo la mitad es administrada por el Ministerio de Transportes y se utiliza para la entrega de subsidios a zonas aisladas, transporte aéreo, fluvial, marítimo, entre otros. El resto es administrada por los gobiernos regionales a través del Fondo de Apoyo Regional. Todo ello, entrega un beneficio directo a un universo de cerca de 9,5 millones de personas.

Cabe recordar que las zonas del país donde rige el transporte público regulado son el Gran Valparaíso; Gran Concepción; Rancagua; Antofagasta; Iquique–Alto Hospicio; Calama; Osorno; Valdivia; Linares; Castro; Villarrica; Punta Arenas; Tocopilla; Quellón; Chillán y Chillán viejo; Quintero–Puchuncaví; Buin–Paine; Limache–Olmué; Tomé y Santiago.

/psg