Creo que no necesita presentación. El monstruo del Lago Ness es la mítica criatura que habita el lago del Lago Ness en las tierras altas de Escocia. Hasta la fecha, los avistamientos sobre la presencia de dicho animal provienen de los testigos y fotografías; sin embargo, no se ha descubierto evidencia sólida, lo que para la ciencia su existencia es imposible.

Los científicos se basan en la ausencia de material físico persistente, incluidos restos recientes, dientes o huesos grandes y misteriosamente ADN. Además, las búsquedas en el lago durante décadas utilizando escaneos de sonar han proporcionado poco más que imágenes no concluyentes, ninguna que muestre claramente un animal que se ajuste a la descripción del monstruo del Lago Ness. Incluso el genetista neozelandés dijo que una gran anguila podría estar detrás de toda la especulación. Pero parece ser que todos y cada uno de estos científicos han quedado en evidencia, ya que la comunidad científica se ha pronunciado sobre la existencia de Nessie.

Nessie existe

La existencia del mítico Monstruo del Lago Ness es plausible, dijeron los científicos después de hacer un nuevo descubrimiento. Investigadores de la Universidad de Bath y la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido, y la Universidad Hassan II en Marruecos, han encontrado fósiles de pequeños plesiosaurios, un reptil extinto de cuello largo, en lo que solía ser un antiguo sistema fluvial.

monstruo del lago ness existe - La ciencia reconoce definitivamente que el monstruo del lago Ness existe

Los fósiles fueron descubiertos en lo que ahora es la parte de Marruecos del desierto del Sahara, sin embargo, hace 100 millones de años era un cuerpo de agua dulce, según el estudio publicado en la revista científica Cretaceous Research. El hallazgo muestra que los reptiles marinos, que alguna vez se pensó que eran criaturas marinas, pueden haber habitado en hábitats de agua dulce. Los fósiles encontrados consisten en huesos y dientes de plesiosaurios adultos que miden 1,7 metros de largo y un hueso de una cría que mide 1,5 metros.

Los fósiles de plesiosaurio se descubrieron por primera vez en 1823. Se dice que su apariencia (cuatro aletas largas, cuellos largos y cabezas pequeñas) inspiró las historias sobre Nessie. Sin embargo, antes de este descubrimiento, se creía que solo habitaban en el agua de mar. Si bien los avistamientos han sido desacreditados, según estos hallazgos, en realidad es plausible que una criatura así haya o aún este habitando lagos de agua dulce como el lago Ness.

Los científicos no pueden descartar el hecho de que estas criaturas puedan haber sido habitantes permanentes de agua dulce. Sospechan que estas antiguas criaturas posiblemente vivieron en agua dulce, habiendo encontrado la misma “comida que les astilló los dientes en los peces acorazados que vivían en el río”. Esto sugiere que se dieron un festín con presas de agua dulce.

monstruo del lago ness - La ciencia reconoce definitivamente que el monstruo del lago Ness existe

“Es un material rudimentario, pero los huesos aislados en realidad nos dicen mucho sobre los ecosistemas antiguos y los animales en ellos”, dijo el Dr. Nick Longrich, uno de los autores del artículo, en un comunicado de prensa. “Son mucho más comunes que los esqueletos, te dan más información con la que trabajar. Los huesos y los dientes se encontraron dispersos y en diferentes localidades, no como un esqueleto. Así que cada hueso y cada diente es un animal diferente. Tenemos más de una docena de animales en esta colección. Realmente no sabemos por qué los plesiosaurios están en agua dulce. Es un poco controvertido, pero quién puede decir eso porque los paleontólogos siempre los hemos llamado ‘reptiles marinos’, ¿tenían que vivir en el mar? Muchos linajes marinos invadieron el agua dulce.”

Se han encontrado otros fósiles de plesiosaurio en Inglaterra, varias partes de África y en Australia, América del Norte y China. Si bien los hallazgos sugieren que la existencia del monstruo del Lago Ness es plausible, los registros también muestran que las criaturas se extinguieron hace unos 66 millones de años, al mismo tiempo que los dinosaurios. Aunque, llegados a este punto, hay muchas posibilidades de que la gente no se lo haya imaginado y realmente Nessie exista.

Original de mundoesotericoparanormal.com

/psg