Esta jornada ingresó por el Senado la reforma constitucional que el Gobierno busca hacerle al artículo 42, donde se establecen los lineamientos del estado de excepción de emergencia. En ese sentido la ministra Segpres, Ana Lya Uriarte, quien mantiene las relaciones con el Congreso Nacional, aseguró que el mayor cambio que se le aplica es respecto a los plazos de las prórrogas.

“Habiéndose renovado durante seis veces el estado de excepción, es posible renovarlo nuevamente por 60 días en vez de 15 días”, aseguró la secretaria de Estado. Sin embargo, explicó que “si las condiciones cambian (el Presidente) puede dejar sin efecto ese estado de excepción antes de los 60 días. Todo depende de las circunstancias y condiciones que acompañen”.

Según Uriarte, esta modificación al estado de excepción es la que “realmente se requiere para una realidad que en muchas ocasiones se extiende por más de 15 días, porque si hay una situación de excepción, normalmente el abordaje de esa situación requiere de estrategia, vías de intervención, y 15 días lo hace extraordinariamente corto”.

Además de ese cambio, también se agrega un inciso en donde establece que el mandatario que lo invoque “no pueda restringir ni el derecho de reunión ni el de movilización. Y el derecho de reunión por una razón muy simple: porque si estamos viendo aspectos de seguridad de grupos determinados, etc., no hay por qué limitar por ejemplo la reunión de centros de padres, reuniones vecinales”.

Y agregó: “La intención es resguardar bien a las personas y lograr que la vida de las personas en el lugar se mantenga con la mayor normalidad posible”.

El proyecto, el cual fue ingresado con suma urgencia, fue propuesto por el senador de Renovación Nacional, Rodrigo Galilea, a quien la ministra le agradeció “la disponibilidad que tuvo para compartir con nosotros esa idea de reforma. Esperamos e invitamos al Senado y luego a la Cámara de diputados a acompañarnos en esa decisión”.

/psg