La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exhortó este jueves al Presidente ruso, Vladimir Putin, a que ponga fin “al ataque armado contra Ucrania”, y pidió la desmilitarización de la central nuclear de Zaporiyia, bombardeada varias veces.

La ex Presidenta chilena, se refirió brevemente al conflicto de Ucrania en su rueda de prensa de fin de mandato: “Llamo al Presidente ruso a poner fin al ataque armado contra Ucrania”, insistiendo además en que “la central de Zaporiyia debe ser desmilitarizada de inmediato”.

Bachelet detalló que, en el periodo que se ha mantenido en el cargo, han contabilizado al menos 5.587 civiles muertos y 7.890 heridos desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania hace seis meses. Entre todas esas víctimas cerca de 1.000 eran niños.

“Ayer hizo seis meses que Rusia invadió Ucrania. Seis meses increíblemente terroríficos para el pueblo ucraniano, en los que 6,8 millones de personas tuvieron que huir de su país. Millones más se han visto desplazados dentro del país”, declaró la ex Mandataria chilena.

“Seis meses después continúan los combates, con riesgos inconcebibles para los civiles y el medio ambiente, a causa de las hostilidades cerca de la central nuclear de Zaporiyia”, de las que Rusia y Ucrania se han acusado mutuamente, lamentó Bachelet.

Finalmente, la Alta Comisionada, que dejará el cargo a final de mes, pidió a ambas partes respetar “en todo momento y circunstancia el derecho internacional”.

Y enfatizó que “la comunidad internacional debe insistir en el principio de responsabilidad” a propósito de los numerosos crímenes graves documentados, algunos de los cuales podrían entrar en la categoría de crímenes de guerra.

/psg