La ministra vocera de la Corte Suprema, Gloria Ana Chevesich, se refirió a la prisión preventiva del funcionario del Poder Judicial que fue formalizado este martes por tenencia ilegal de armas prohibidas, municiones y explosivos, los cuales fueron encontrados en su casa por personal policial.

La medida cautelar más gravosa fue dictaminada por el Juzgado de Garantía de Traiguén, mismo tribunal en el cual trabaja el imputado, quien es hijo del exintendente de La Araucanía Guillermo Pirce, quien en el operativo facilitó a Carabineros una pistola calibre .38, perteneciente a su hijo, la cual fue incautada.

“Esta mañana nos enteramos por los medios de comunicación social, de la detención de un funcionario del Juzgado de Garantía de Traiguén. Como se apreció, se dispuso su prisión preventiva tras ser formalizado por la comisión de diversos delitos asociados a la ley de control de armas”, comenzó Chevesich, quien sostuvo que respecto a la causa en concreto “no me puedo pronunciar, pues no corresponde”.

No obstante, a nivel general, sostuvo que “la situación dada a conocer es grave, y como Poder Judicial garantizamos, como siempre lo hemos hecho, la total transparencia y total acceso a la información para que el Ministerio Público pueda hacer una completa investigación”.

Por tal motivo, la vocera del máximo tribunal estableció que ya se instituyeron medidas administrativas para el imputado en su condición de funcionario del escalafón judicial, instruidas hoy por el tribunal de alzada.

“Hago presente que la Corte de Apelaciones de Temuco se reunió en pleno extraordinario a primera hora, y dispuso la instrucción de un sumario administrativo en contra del referido funcionario, en conformidad al acta 108 dictada en su oportunidad por la Corte Suprema”, informó Chevesich, quien agregó que “el tribunal al que pertenece el funcionario, dispuso el bloqueo de la cuenta de correo del funcionario, y también de las claves de acceso como medida de resguardo de toda la información”.

Cabe recordar que en poder del imputado se encontró desde un fusil de combate FAL, pasando por una subametralladoras y diversas pistolas, hasta dispositivos explosivos caseros, fabricados para producir esquirlas a base de clavos. Esto devino en una querella interpuesta por el Gobierno en contra del responsable.

/Gap