Su voto ya es calificado como clave. Se trata del senador UDI José Durana, quien deberá pronunciarse por el proyecto que permite el retiro de hasta el 10% de los fondos de las AFP y que esta mañana ya dio luces de como se pronunciaría, si el Gobierno no mejora el plan de apoyo a la clase media, golpeada por la pandemia.

La iniciativa comienza a ser analizada este viernes en la comisión de Constitución de Senado, presidida por Alfonso de Urresti (PS) e integrada además por Andrés Allamand (RN), Víctor Pérez (UDI), Pedro Araya (IND) y Francisco Huenchumilla (DC).

“Yo espero que mi gobierno pueda mejorar su propuesta de apoyo a la clase media, a los trabajadores informales, a los ocupados, a los que lo están pasando muy mal. Yo creo que debemos buscar una fórmula que compita con el retiro del 10%”, partió diciendo.

Añadió que “yo no estoy de acuerdo en que el retiro del 10% sea para todos, hay personas que no han sufrido pérdida del empleo ni disminución de los ingresos”.

Sin embargo, enfatizó que “si efectivamente no hay ningún cambio al minuto de la votación estoy inclinándome por votar a favor de las personas, porque de una u otra manera a lo mejor en la discusión en particular, nosotros debemos sacar a aquellas personas que no han perdido el empleo o que no han tenido disminución en sus ingresos”.

“Yo no comparto cuando se quiere vincular la ayuda a las personas con posiciones ideológicas, como cuando dicen que uno está votando por la izquierda”, manifestó.

Durana además cuestionó la decisión del partido de pasar a los cinco diputados gremialistas que apoyaron el proyecto al tribunal supremo, pues “las personas no pueden ser tratadas ideológicamente”.

“Creo que es una medida exagerada, yo comparto lo que ha dicho el senador Moreira en que efectivamente, a lo mejor, esta discrepancia a mi juicio no es ideológica, porque lo que estamos viendo hoy a través de esta pandemia es un problema que afecta a las personas y las personas no pueden ser tratadas ideológicamente”, expresó.

“Por lo tanto” -insistió- “una medida tan extrema como tratar de llevarnos al tribunal supremo si es que eventualmente, hoy en el caso de los diputados y eventualmente después los senadores, votamos o tomamos una decisión a favor de las personas, creo que es muy exagerada”.

“Como uno conoce a la UDI ha habido otros hechos que a lo mejor involucraría haber llevado a muchos al tribunal supremo desde el minuto en que a lo mejor abandonamos el ideario del cual fuimos parte del gobierno del Presidente Pinochet, o parlamentarios o militantes que se han declarado votar apruebo en esta posible reforma a la Constitución (Plebiscito)”, concluyó.

/psg