Un grupo internacional de astrónomos detectó signos de rotación en una galaxia del universo primitivo, a través del radiotelescopio ALMA, localizado en San Pedro de Atacama, en Chile. Se trata de la galaxia más joven jamás encontrada con una rotación medida, y es mucho más lenta que las galaxias actuales, recoge este viernes Universe Today.

De acuerdo con los responsables de la investigación, publicada en la revista The Astrophysical Journal Letters, la galaxia, denominada ‘MACS1149-JD1’, pudo ser observada mediante sus emisiones desplazadas hacia el rojo, que fueron obtenidas por el telescopio ALMA.

Asimismo, comentaron que era posible determinar tanto su velocidad de movimiento como su fecha de formación a partir del análisis del fenómeno de desplazamiento hacia el rojo, que ocurre cuando la radiación electromagnética en forma de luz, la cual es emitida por la galaxia, se acerca a las longitudes de onda más largas del espectro visible por el ojo humano (similar a un fenómeno llamado ‘efecto Doppler’, en el cual los objetos que se alejan de un observador emiten luz que aparece desplazada hacia longitudes de onda más largas).

Los astrónomos demostraron que la MACS1149-JD1 tiene una rotación, después de haber medido las diminutas diferencias en el desplazamiento hacia el rojo de una posición a otra dentro de la galaxia. Más adelante, tras modelar la galaxia como disco giratorio, el equipo descubrió que gira lentamente, ya que su velocidad de rotación es de unos 50 kilómetros por segundo, en comparación con la velocidad del disco de la Vía Láctea, que es de 200 kilómetros por segundo.

“La velocidad de rotación de JD1 es mucho más lenta que la que se encuentra en las galaxias de épocas posteriores y en nuestra galaxia, y es probable que JD1 se encuentre en una etapa inicial de desarrollo de un movimiento de rotación”, comentó el profesor Akio Inoue.

En el caso de sus dimensiones, se determinó que su diámetro es de tan solo 3.000 años luz, mientras que el de la Vía Láctea es de 100.000 años luz. Los resultados del estudio permitieron a los científicos deducir que es la galaxia más distante y antigua encontrada hasta el momento, la cual tiene un disco giratorio de gas y estrellas.

También aseguraron que, al estudiar la edad de los objetos estelares y el movimiento de las estrellas y el gas de la galaxia, se puede determinar qué etapa de evolución ha alcanzado. Por otro lado, la masa calculada a partir de la velocidad de rotación de la galaxia permitió conocer que sus estrellas se formaron hace unos 300 millones de años. “Esto demuestra que la población estelar de JD1 se formó en una época aún más temprana de la era cósmica”, indicó Takuya Hashimoto, profesor de la Universidad de Tsukuba (Japón).

¿Cómo se forman las galaxias?

La formación de galaxias ocurre cuando hay una acumulación de gas, el cual dará origen a sus estrellas. Posteriormente, el número de estrellas aumenta desde el centro hacia afuera, desarrollando un disco giratorio, por lo que la galaxia adquiere su forma característica. Mientras ocurre la formación de nuevas estrellas en el disco, las más antiguas quedan rezagadas en su parte central.

/psg