Eurovisión
Cartel en Róterdam con los días que faltan para Eurovisión.AFP

El Gobierno neerlandés aseguró este jueves que Eurovisión 2021, que se celebra en la ciudad de Rotterdam, podrá contar con un máximo de 3.500 espectadores presenciales, que deberán presentar una PCR negativa antes de poder entrar al centro de eventos a modo de experimento a prueba de coronavirus en Países Bajos.

La intención del Ejecutivo en Países Bajos es organizar el evento como parte de los experimentos “Fieldlab Events”, que ya se estaban celebrando con, por ejemplo, partidos de fútbol y conciertos, y que consisten en pruebas prácticas en la vida real para investigar cómo se pueden organizar eventos con una gran audiencia de manera segura en pandemia, confirmó la televisión neerlandesa NOS.

En los nueve espectáculos que tendrá Eurovisión (seis ensayos, dos semifinales y la final), podrán estar presentes un máximo de 3.500 espectadores al mismo tiempo y deben tener una PCR negativa para poder entrar al centro de eventos Ahoy de Rotterdam.

Después de cancelar la edición de 2020 de Eurovisión el pasado mayo, los organizadores del festival han estado trabajando estos meses en cuatro posibles escenarios para celebrarlo de forma segura, centrándose sobre todo en recibir en Rotterdam a las delegaciones de los 39 países participantes, con amplias medidas sanitarias, mascarillas, cuarentenas y pruebas de coronavirus.

“El hecho de que ahora tengamos la oportunidad de abrir de nuevo el guion de un Festival de Eurovisión con audiencia es algo con lo que solo podíamos soñar. Estamos agradecidos al Gobierno y el Fieldlab Events por esta perspectiva y la confianza que nos brindan”, subrayó la productora ejecutiva Sietse Bakker.

En un comunicado, Martin Österdahl, supervisor ejecutivo del festival, subrayó que se considerarán ahora “las opciones disponibles” antes de anunciar más detalles en las próximas semanas sobre cómo “admitir audiencias de manera segura” y “si la situación lo permite, ya que la salud y seguridad de todos los asistentes al evento” sigue siendo la “máxima prioridad”, añadió.

En las próximas semanas, la organización del festival espera poder dar más claridad sobre la forma en la que se recibirá al público de Eurovisión entre el 18 y 22 de mayo, y cómo será la venta de entradas al festival, lo que decidirán de forma conjunta la Unión Europea de Radiodifusión (UER), el municipio de Rotterdam y el centro Ahoy.

El ministro interino de Medios, Arie Slob, subrayó al diario neerlandés De Telegraaf que a finales de abril se decidirá de forma definitiva si Eurovisión puede proceder de manera responsable en estas condiciones, aunque no descartó un paso atrás en la decisión en caso de que los contagios de coronavirus se disparen por esas fechas.