Un duro emplazamiento a la oposición realizó este viernes la ministra del Interior, Izkia Siches. Lo hizo en el marco de la discusión de una nueva prórroga del Estado de Excepción en la Macrozona Sur.

Las intervenciones parlamentarias, que estuvieron enfocadas a exigir al Presidente Gabriel Boric visitar La Araucanía y a criticar a Siches, habían terminado. Fue ahí que la jefa de gabinete tomó la palabra para cuestionar duramente a la derecha.

“Me he reunido con los parlamentarios de La Araucanía, espero poder reunirme con los parlamentarios de la oposición para que, más allá de las frases grandilocuentes para la prensa, nos hagamos cargo de lo que realmente le importan a las persona, que es avanzar en las soluciones. Y quiero señalar muy claramente que parte de eso (avanzar en las soluciones) es reconocer, sobre todo por aquellos parlamentarios que hoy son de oposición que los problemas no partieron el 11 de marzo, ni para la delincuencia, ni para la migración y mucho menos para La Araucanía”, comenzó diciendo la jefa de gabinete.

Agregó que en “los últimos cuatro años, y esto lo quiero recalcar, porque parece que a algunos se les olvidó, se pegaron en la cabeza o realmente pareciera que todo partió desde cero, pero hubo cuatro años desde donde de 400 eventos de violencia llegamos a 1.700. Entonces claramente no nos fue muy bien”.

Dichas declaraciones no cayeron nada de bien en la oposición. Es así como el jefe de bancada de la UDI, Jorge Alessandri exigió a Siches retractarse o en caso contrario, amenazó con dar libertad de acción a sus diputados para votar el estado de Excepción Constitucional. Lo que tensionó la votación del Estado de Excepción.

“La ministra del Interior le ha dicho a los diputados, a los jefes de bancada, que nos pegamos en la cabeza, que por eso estamos aquí votando esto (…) Y por tanto dejamos en libertad de acción a nuestros diputados de votar hoy día a menos que la ministra se retracte y pida disculpas al Parlamento. Le ha ido mal al ministro Jackson en el Senado, no le copiemos esas actitudes. Nadie en este hemiciclo se ha pegado en la cabeza, todos tienen el legítimo derecho de votar y representar a la gente en sus distritos”, dijo el gremialista.

Siches intentó matizar sus dichos, pero la molestia ya era generalizada en las distintas bancadas de oposición. “Diputado, el sentido de mis palabras era en torno a la amnesia del inicio de los problemas…Usted me pidió (…) Si usted solicita que me retracte de esa palabra lo hago, no tengo ningún problema”, afirmó entre los gritos de los distintos parlamentarios.

Pero la polémica no quedó ahí. Ya que por unos minutos la sala suspendió su sesión para tener una reunión de comités y analizar los dichos de la jefa de gabinete.

Al regresar, el presidente de la Corporación, Raúl Soto (Ind-PPD) afirmó que “hemos acordado que los hechos ocurridos han representado una falta de respeto a la institucionalidad de la Cámara y que, por lo tanto corresponde retirar del acta los dichos de la señora ministra del Interior, Izkia Siches”.

Y se señaló que los comités acordaron por unanimidad hacerle un llamado al orden a la ministra solicitándosele que se disculpase.

“A todos los diputados quiero manifestar que mi frase fue desafortunada porque tuvo una interpretación que no quise darle, quiero retractarme y pedirle las disculpas a todos”, cerró Siches frente al emplazamiento.

Concluida la sesión, la jefa de gabinete debió salir a referirse de nuevo a sus dichos frente a los medios de prensa.

“Yo me retracté y solicité las disculpas. Quiero profundizar en lo que iban el tenor de mis palabras. Estamos intentando trabajar con las bancadas transversales de La Araucanía, de Biobío, conversando con la oposición para hacernos cargo de los temas de fondo y a veces las discusiones sacan un poco de ronchas y obviamente no es el tenor ni el ánimo. Yo como ministra espero poder construir los diálogos con todos los sectores”, indicó.

“Reitero que fue una frase desafortunada, además que se sacó un poco de contexto. Pero creo que no es el ánimo de nuestro gobierno ni propio como ministra”, cerró.

El jefe de bancada de RN, Andrés Longton también criticó a la titular de Interior por sus declaraciones. “Imagínese que hoy casi se cae el estado de excepción porque la ministra le faltó el respeto a la Cámara de Diputados, y no solamente le faltó respeto a la Cámara de Diputados, le faltó el respeto a todas las personas que sufren la violencia en la Macrozona Sur y en el país y en La Araucanía”, indicó.

Y complementó con que “eso es tremendamente grave, porque hablar de pegarse en la cabeza , dice que las víctimas de la violencia en La Araucanía se están pegando en la cabeza cuando exigen mayor seguridad; tienen amnesia cuando viven la violencia día a día en sus territorios… No ministra”.

/psg