El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró este lunes que el pueblo brasileño “merece sufrir” si en las próximas elecciones presidenciales de 2022 vota al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que aún no confirmó su candidatura pero dejó la puerta abierta.

Las declaraciones de Bolsonaro a sus seguidores a la salida de Palacio de la Alvorada, junto a un pastor evangelista y un cura católico y sin mascarilla, se dieron después de que la semana pasada el Tribunal Supremo Federal confirmara la anulación de las sentencias dictadas contra el ex líder del Partido de los Trabajadores (PT), ante lo que el mandatario brasileño se anticipó aseverando que Lula “ya es candidato”.

“Fue un ocho a tres, interpreten como quieran”, cuestionó en referencia a la decisión del Supremo.

Asimismo, en referencia a las Administraciones de Lula, ha considerado que “el pueblo se acostumbra a los beneficios” de los planes sociales, mientras que él ha defendido la “meritocracia”, a pesar de admitir que es “difícil de ser aplicada”.

También al respecto de las elecciones de 2022, adelantó que deberá elegir un partido con el que postularse antes de abril, ya que Alianza por Brasil no está listo, recoge Correio Braziliense.

“En las elecciones del próximo año, quien sea elegido nomina a dos (jueces) para el Tribunal Supremo en el primer trimestre de 2023”, ha agregado, para insistir en que “si eres un tipo en mi línea, habrá cuatro (jueces) que cambiarán las cosas”.

Sobre las críticas que ha recibido por su gestión de la pandemia en Brasil, el segundo país más afectado del mundo, Bolsonaro ha considerado que aunque lo acusen de “genocida”, “el daño de las cuarentenas” es mayor, con “una generación sin escuela, gente muriendo por depresión, quiebra económica”.

Lula da Silva dijo que quiere ganarle las elecciones a Jair Bolsonaro y ser presidente de Brasil una vez más

El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva mostró su disposición a presentarse a las elecciones de 2022 para disputar el liderazgo a Jair Bolsonaro, a quien considera un “fascista” y un “genocida”.

En declaraciones realizadas la semana pasada al canal C5N y al ser preguntado por la posibilidad de que concurra a unas nuevas elecciones, Lula dijo que “si es necesario y tengo que ser candidato en el 2022 para ganar las elecciones a un fascista que se llama Bolsonaro” lo hará.

El ex mandatario brasileño señaló que, antes de valorar su participación en un nuevo proceso electoral, deberá “hablar mucho con las demás fuerzas políticas del centro y de la izquierda”, en un proceso similar al que realizó Alberto Fernández para obtener la presidencia argentina.

No obstante, Lula reconoció que no tiene que ser él el candidato progresista: “Yo tengo 75 años, yo me considero que tengo una buena salud, estoy bien físicamente, pero no tengo que ser yo obligatoriamente, podemos escoger a alguien que pueda representar los intereses progresistas del país”, precisó.

“Yo nunca pensé que fuéramos a tener en Brasil un presidente de la república fascista y genocida, que es el mayor responsable de la pandemia”, dijo en referencia a la gestión de Bolsonaro sobre el COVID-19, que ha situado a esa nación como una de las más golpeadas del mundo por el virus.

Bolsonaro “solo piensa en los militares y, por eso, yo creo que la democracia va a volver y espero participar en ese proceso que le devolverá a Brasil la esperanza y la alegría”, agregó el ex mandatario.

/psg