Oficios, invitaciones al Congreso Nacional y hasta la convocatoria de una sesión especial son parte de la arremetida que este domingo anunciaron en la derecha, luego de que TVN sacara del programa Estado Nacional al periodista Matías del Río.

Una decisión que despertó polémica, pues se dio luego de que se generara un debate entre los directores de la emisora estatal por un desequilibrio de los panelistas a favor del Rechazo.

El domingo 24 de julio hubo entre los panelistas cuatro figuras que votarán Rechazo -el exvocero Jaime Bellolio (UDI), la diputada Joanna Pérez (DC), la timonel de Evópoli, Luz Poblete, y la abogada de LyD Natalia González-, en contraste con los que estaban a favor del Apruebo: la cientista política Gloria de la Fuente (PS) y el senador Juan Ignacio Latorre (RD).

Esta situación motivó la crítica de la directora y exministra Nivia Palma en Twitter.

“No comprendo y no comparto la decisión de Estado Nacional TVN de tener cuatro representantes del Rechazo y dos del Apruebo en su panel. Pido públicas disculpas a la Democracia Cristiana por faltarles el respeto al invitar a diputada que perdió votación democrática de junta nacional DC”, escribió en Twitter.

A lo que se sumó que durante la semana el exconvencional Daniel Stingo (Apruebo Dignidad) llamó a “intervenir TVN”, afirmando que los moderadores del programa, los periodistas Constanza Santa María y Del Río, “son de derecha y no de derecha moderada”.

Esta presión pública coincidió con la decisión del canal de sacar a Del Río del programa, con el fin de no exponerlo a cuestionamientos.

Sin embargo, el movimiento interno inmediatamente provocó más críticas a TVN y acusaciones de “censura”. De hecho, dirigentes de derecha deslizaron que la decisión se daba justo en momentos en que la invitada de este domingo al programa Estado Nacional era la ministra del Interior, Izkia Siches.

“La directora Nivia Palma hace un escándalo en Twitter, señalando que los paneles políticos están descompensados y termina sacando al periodista que conduce el programa. Aquí hay un intento de censura grave, un intervencionismo como no habíamos visto otro igual en democracia, y justamente el día que entrevistan a una cuestionada ministra del Interior”, señaló el senador Luciano Cruz-Coke (Evópoli).

El legislador añadió que “TVN, financiado con plata de todos los chilenos, acalla voces que partidarios del gobierno estima disidentes. Recurriremos a todas las instancias de denuncia correspondientes y haremos ver nuestro parecer en discusión en el Senado. El canal de todos no puede transformarse en un megáfono proselitista de gobierno que censura periodistas, justo antes del plebiscito. Menos cuando el gobierno está siendo investigado por intervención electoral”.

Mientras que en la Cámara de Diputadas y Diputados, el RN Diego Schalper anunció que “estamos conversando algunas cosas. Evaluar citar a la vocera de gobierno, Camila Vallejo, y al directorio del canal a la Cámara y al Senado para que nos expliquen si la señal va a seguir siendo pluralista o va a ser una sucursal del gobierno de turno. Estamos evaluando seriamente citar a una sesión especial en la Cámara de Diputados. Y también muy importante cuando se discuta el presupuesto de la República, la tarea de los parlamentarios es velar porque el canal sea un espacio donde haya libertad de expresión y no donde haya una orientación ideológica del gobierno”.

Fuentes internas del canal, que prefirieron mantenerse en el anonimato, sospechan que hace tiempo que el gobierno no compartía el perfil del periodista Matías del Río. Afirmaron que la decisión fue comentada a los directores en la reunión que hubo el jueves, en la que solo se les informó, ya que la decisión no pasaba por votación. La explicación que se dio es que se trataba de “agilizar” el debate de Estado Nacional al haber solo intervenciones de un moderador y no dos.

En esa oportunidad, algunos directores plantearon sus discrepancias respecto de la decisión tomada, especialmente considerando que queda casi un mes para el plebiscito de salida.

En todo caso, las mismas fuentes explicaron que el tema pasó por una decisión del equipo de prensa de TVN y que podría haber nuevos cambios en los conductores.

En tanto, en la tarde, otros sectores políticos se plegaron a las críticas.

El jefe de bancada de los diputados DC, Eric Aedo, escribió en Twitter. “TVN es un medio de comunicación de todos los chilenos y chilenas y es lamentable la salida de Matías del Río de Estado Nacional. Una pésima señal para la democracia”.

Por su parte, la jefa de los senadores DC, Ximena Rincón, también acusó una serie de episodios de “cancelación y censura” de “otros por las ideas”. “El totalitarismo en su expresión inicial, primero se funa a un actor por otro destacado artista, después funan a @mxperez… y terminan sacando a @matiasdelrio y ahora dicen que marcarán las casas”, señaló.

La exministra Mariana Aylwin, exmilitante DC, escribió en redes sociales que “sacar a Matías del Río en plena campaña del programa Estado Nacional, y si además fuera cierto que dan la excusa de protegerlo, es un acto de totalitarismo propio de dictaduras y en Chile estamos en democracia”.

El exdiputado Pepe Auth (ex-PPD) también posteó: “Escandaloso. TVN saca a @matiasdelrio de @estadonacional so pretexto de “protegerlo”. Llamado a intervenir de @danielstingo tuvo efecto”.

¿Qué pasó en el programa?

Anoche en el programa, tras la entrevista a la ministra Siches, el dirigente del Partido Republicano, Cristián Valenzuela, se refirió a la salida del periodista tras pedirle en vivo a la conductora Constanza Santa María “una licencia” para referirse al tema.

Exhibiendo una fotografía de Matías del Río, el panelista comenzó a leer un escrito, asegurando que eventualmente sería su última participación en dicho espacio, y alegando sobre la libertad de expresión, refiriéndose específicamente al tuit publicado por Nivia Palma y a ciertos episodios del Presidente Boric con la prensa.

“Si alguien creyó que, para proteger a un periodista de la presión de las redes sociales, lo mejor era sacarlo del aire, sencillamente es no entender el periodismo y no entender la libertad de expresión”, fustigó.

Prosiguió diciendo que “estaba convencido que el Presidente Boric había abandonado la idea de convertir a Chile en Venezuela (…) Lamentablemente, lo que estamos viendo hoy día es que, día a día, nos acercamos a eso”.

En el mismo contexto, la otrora subsecretaria de Prevención del Delito durante el segundo mandato del ex Presidente Sebastián Piñera, Katherine Martorell, aprovechó para hacer un símil de esta situación con lo que pasa en otros países de Latinoamérica, y terminó haciendo un llamado a votar Rechazo en el plebiscito, lo que fue visto con cierta perplejidad por los otros integrantes del panel.

“Es muy riesgoso cuando empezamos a ver que la autoridad civil se relaciona con los medios de comunicación a través de la presión, incluso muchas veces las amenazas. Eso lo vemos en Venezuela, en Cuba y también en Argentina. No nos debería llamar tanto la atención que esto esté pasando en Chile porque en el programa de gobierno de la coalición que lidera el Presidente Gabriel Boric venía también el control y la fiscalización a los medios de comunicación (…) Hago el llamado a todas las personas que creen en la defensa de la libertad, que lo hagan el 4 de septiembre marcando rechazo porque me parece que es la forma correcta”, señaló.

Lo anterior fue criticado por el diputado frenteamplista Gonzalo Winter, quien ironizó diciendo “¿estamos haciendo puntos libres de campaña?”, emplazando a Martorell por sus dichos. Referido al tema en cuestión, el parlamentario aclaró que “sobre este tema tengo muy poca información, hay un trascendido en el Mercurio, donde TVN no ha dado una información oficial, que yo no conozco y sería irresponsable de mi parte plantear eso”.

A dicha opinión se sumó la cuarta panelista y presidenta del Partido por la Democracia (PPD) Natalia Piergentili, quien también aseguró desconocer la versión oficial de lo sucedido. No obstante, en lo concerniente a Matías del Río hubo un intenso cruce de palabras que la conductora del espacio sólo pudo contener ocho minutos después de la primera intervención.

“Tengo que decir que efectivamente aquí se han tomado decisiones que fueron tomadas por el director de prensa de este canal, quien obviamente tiene que dar las respuestas de las decisiones que se han tomado”, sostuvo escuetamente Santa María.

/psg