Comenta de entrada que ha estado desplegada por distintos lugares del país y que ha sido una buena experiencia. La exsubsecretaria de Salud Pública Paula Daza aborda lo que fue su rol en la campaña del abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, y la importancia del voto femenino en las elecciones de este domingo.

Ella misma salió del gabinete, en parte, para aplacar el flanco que el exdiputado tenía entre las votantes. Ahora asegura que con los cambios programáticos que se hicieron, Kast entrega garantías para las mujeres.

Daza afirma que el abanderado y el Presidente Sebastián Piñera tienen varias “coincidencias”en su visión de país y reconoce que Kast le pidió ser ministra de Salud.

Usted llegó a la campaña de Kast en momentos en que su candidatura estaba siendo cuestionada por el tema de género, ¿por qué siendo mujer decidió sumarse?

El día que él ganó la primera vuelto, me llamó muy positivamente, primero que nada, su gesto de haberse sacado el pin y de decir que no es más el candidato del Partido Republicano, que es el candidato de todos los chilenos y que quiere trabajar y hacer de Chile un país mejor para todos, eso me gustó, porque era ampliarse a ser un país mucho mejor. En ese contexto, cuando me invitó al comando después de unos días, conversé con él y le conté cuál era mi postura.

¿Qué le pidió él?

Me dijo que podía apoyar, porque a mí me había tocado manejar la pandemia estos dos años y, obviamente, en el tema de salud una de las cosas importantes era seguir conteniendo muy bien la pandemia. Él fue súper abierto a escuchar.

Su llegada fue posterior a la de Izkia Siches al comando de Gabriel Boric, ¿se intentó netear?

La verdad es que no, porque venía conversando con ellos hace unos días antes.

¿Mala coincidencia?

No sé si buena o mala, diría que una coincidencia, pero son roles distintos. El mío es enfocarme en el tema de salud, social.

¿Puso alguna condición para sumarse?

No, no puse ninguna condición.

¿Ni siquiera que se respetara la medida del Pase de Movilidad, garantías para las mujeres?

La verdad que más allá de eso, para mí era importante que se continuaran las medidas de salud pública (…). Claramente él estaba absolutamente de acuerdo y por eso me llamó a mí.

¿Y qué le dijo el Presidente cuando se fue? ¿Le pidió que se quedara? Hubo todo un dilema con su salida:primero dijo que se iba con permiso y luego renunció.

Sí, él estuvo de acuerdo. La verdad es que el espíritu siempre había sido de volver al gobierno, pero creo que eso se zanjó y, al día siguiente, decidí renunciar porque permitía enfocarme 100% en la campaña.

¿Fue idea suya renunciar o se lo pidió Kast?

Fue idea mía, absolutamente mía.

¿Cuán confiables son los cambios que propone Kast en lo programático respecto de las mujeres? Porque en un inicio proponía cerrar el Ministerio de la Mujer, derogar el aborto en tres causales, entre otros.

Tenemos un programa muy robusto respecto de la mujer. Se han incorporado muchas personas a este programa. Si uno ve el programa de la mujer de Kast no está solamente fortalecido el Ministerio de la Mujer, sino que en el centro de las políticas públicas de todos los ministerios.

¿Pero es creíble? En la historia legislativa de Kast se opuso al aborto en tres causales, a la incorporación de cuotas, votó en contra de la píldora del día después…

Absolutamente. Por eso la señal de haberse sacado el pin y de decir que tiene una mirada de apoyar, fortalecer y de trabajar para todos los chilenos es buena.

Las encuestas señalan que hay un voto femenino que rechaza a Kast y prefiere a Boric, ¿por qué las mujeres deberían creerle?

Creo que hay que ver qué pasa en esta segunda vuelta. Me ha tocado estos días recorrer Chile y he estado con muchas mujeres. El voto de la mujer en favor de Kast se ha fortalecido y la propuesta de Kast es mucho más fuerte, potente y robusta en poner en el centro de todas las políticas públicas a la mujer.

¿Cuán decisivo cree que será el voto femenino?

Las mujeres son muy importantes no solamente en el voto, sino que en la sociedad chilena (…). Espero que el voto de las mujeres sea decisivo para que gane Kast.

En el programa original de Kast se hablaba de derogar el aborto en tres causales, sin embargo, en el plan de gobierno esa idea se retiró. ¿Usted puede garantizar que, si gana, no van a impulsar nada en esa línea?

Absolutamente. Todas las leyes que ya han sido aprobadas -aborto en tres causales, el matrimonio igualitario-, todo eso se va a mantener. Kast es un hombre demócrata y va a respetar lo que ya ha sido aprobado en el Congreso.

Usted dijo que no comparte las visiones valóricas de Kast, ¿a qué cosas en particular se refiere?

Soy una persona liberal, vengo de una familia muy abierta. Yo estaba a favor del matrimonio igualitario, por ejemplo, y él personalmente no estaba de acuerdo, pero hoy día ya son temas zanjados que no tienen ninguna incidencia en lo que creemos como futuro de país, como visión de país compartimos plenamente todos los programas.

¿Lo único que no comparte con él son los temas valóricos?

En este contexto que estamos viviendo, uno de los temas que eran importantes para mí es el matrimonio igualitario y hoy día son temas que ya están absolutamente zanjados

/Entrevista de Paula Catena para La Tercera

/gap