Se veían y se sentían confiados porque todos los sondeos públicos e internos lo apuntaban como ganador. El abanderado presidencial de la UDI, Joaquín Lavín, y su equipo estaban convencidos, en los días previos, de que ayer se impondrían en las elecciones primarias presidenciales de Chile Vamos, con un margen estrecho de unos cincos puntos de diferencia, pero sellando su paso a primera vuelta y consolidando que esta tercera apuesta presidencial -ya lo había hecho en 1999 y en el 2005-, sería la vencida.

En 1999 Lavín renunció a la alcaldía de Las Condes para postularse como Presidente. Ahí su lema fue “Viva el cambio”, no obstante, terminó siendo derrotado por Ricardo Lagos, el candidato de la Concertación, quien reunió el 47,96% de los votos en la primera vuelta. Posteriormente, en segunda vuelta, Lagos resultó electo Presidente con un 51,31% versus el 48,69% que obtuvo Lavín. Esa fue su contienda más estrecha y lo más cerca que estuvo de llegar a La Moneda.

En el 2005, en tanto, Lavín volvió al ruedo y corría como el candidato único de la entonces Alianza por Chile, sin embargo, la irrupción de Sebastián Piñera como abanderado presidencial de RN terminó arruinado sus planes. Ambos compitieron en primera vuelta presidencial, dividiendo los votos del sector.

En esta última carrera para ocupar el sillón presidencial los cálculos de Lavín volvieron a errar y los comicios de ayer terminaron significando una dura derrota y su última apuesta fallida. Así, si bien estaba en el radar que sería una elección estrecha, con un alto grado de incertidumbre en donde pensaban que el abanderado independiente, Sebastián Sichel, disputaría voto a voto, el exministro de Desarrollo Social terminó imponiéndose como ganador con un amplio margen de casi 20 puntos. Por lo mismo, la derrota fue aún más dura y sorpresiva para el exalcalde de Las Condes.

18 de julio del 2021/SANTIAGO El candidato Presidencial por la UDI, Joaquín Lavin, llega al colegio San Francisco del Alba en la comuna de Las Condes para votar, en el marco de las Primarias 2021. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Ayer en la mañana cuando acudió a votar, Lavín sinceró que sería una elección decisiva, luego se fue a esperar los resultados a su casa, con su esposa y sus hijos. Ahí se quedó hasta casi las 19.00, solo acompañado de su núcleo familiar, mientras que en su comando, ubicado en Apoquindo 3001 en la fundación Aire Nuevo -a solo unos pasos de la sede de Sichel- estaba su jefe político Ernesto Silva; su coordinador programático, Cristián Varela; su vocero Rodolfo Carter y otros colaboradores como Jorge Saint Jean y Felipe Salaberry.

Previo a que comenzaran a cerrarse las mesas, cerca de las 17.00, en el comando de Lavín ya transmitían que existían la opción de una derrota y que Sichel se impondría. Esto, por lo que comenzaron a escuchar de cercanos y por el tipo de votante “más joven” que acudió a las urnas. Más tarde, cuando ya estaba avanzado el conteo de sufragios algunos colaboradores de la campaña, entre ellos, Carter bajaban con evidentemente cara de preocupación a fumar a las afueras del edificio del comando de Lavín donde estaba apostada la prensa.

A esas alturas, ya eran varios quienes asumían la derrota porque decían que Sichel se había vuelto una tendencia en los votos. A los minutos, después llegó al comando el presidente de la UDI, Javier Macaya, quien previamente había suspendido un punto de prensa en la sede gremialista. El golpe también se había sentido en esa colectividad donde algunos parlamentarios habían dicho públicamente que apoyaban a Sichel.

En el intertanto, según comentan en el círculo del exalcalde, Lavín habló por teléfono con Silva. Ahí asumieron la derrota y coordinaron lo que vendría: el candidato UDI llegaría a la fundación y daría un punto de prensa afuera de ésta e, inmediatamente después, iría a saludar a Sichel a su comando.

Y así fue. Llegó a las 19.38 en auto, se bajó entre aplausos, abrazó fuertemente a Silva, quien estaba evidentemente emocionado, y entregó una declaración de 60 segundos, sin responder preguntas.

“Decir que llamé hace algunos minutos atrás a Sebastián Sichel para felicitarlo por su victoria, decirle que haremos todo lo posible para que él sea el próximo Presidente de Chile. Creo que Chile Vamos obtuvo como pacto un gran resultado. Y así es la democracia en democracia uno puede ganar, uno puede perder, lo importante es dejar todo en la cancha, eso lo que yo he hecho, y ahora voy a felicitar a Sebastián Sichel a su comando “, dijo Lavín con un tono de voz calmado, junto con agradecer especialmente a quienes colaboraron en su campaña, entre ellos, a Carter.

/gap