De cara a un nuevo ataque incendiario en la región de La Araucanía, el ministro del Interior Víctor Pérez llamó a condenar la violencia en la zona, asegurando que los responsables del hecho ocurrido cerca de Padre Las Casas que dejó más de una decena de camiones destruidos fue realizado por un grupo con “la capacidad para actuar”.

“Hubo un ataque de alrededor 10 personas que significó daños materiales, daños importantes, incertidumbre y temor en la población”, partió señalando el secretario de Estado.

Y continuó: “Queremos hacer un llamado de que todos rechacemos la violencia. No hay duda que un grupo que hace ese ataque es un grupo que tiene planificación, organización y recursos, y que por lo tanto tiene la capacidad de actuar. Y a esos grupos tenemos que enfrentarlos, pero, por sobre todas las cosas, a la sociedad civil lo que nos compete es rechazar la violencia. La violencia no soluciona ni resuelve ningún problema, solo los agrava”.

Hace ya más de una semana que se registran manifestaciones en distintas comunas de la región por la prisión de 11 comuneros mapuche, en calidad de condenados e imputados, quienes iniciaron una huelga de hambre solicitando conmutar su actual privación de libertad por arresto domiciliario total, acusando ser “presos políticos”.

El apoyo a la protesta derivó en enfrentamientos entre civiles y policías, además de la toma y quema de municipalidades.

Ante ello, Pérez recalcó que “en Chile no hay presos políticos” y que como Gobierno están dispuestos al diálogo con quienes se manifiestan, siempre y cuando esto no implique violencia y cambios en decisiones judiciales.

“Las personas que están privadas de liberad no son por decisiones del Gobierno, son por decisiones de tribunales de justicia que han determinado que esas personas están privadas de libertad porque los crímenes que cometieron fueron violentos y eso nosotros no lo podemos modificar”, manifestó.

Sosteniendo además que “en el marco del conflicto en La Araucanía el Gobierno está dispuesto a realizar todas las conversaciones pero sin la violencia y sin que tengamos que alterar resoluciones de los tribunales de justicia”: “En esa zona del país tenemos problemas políticos que sin duda tenemos que abordar, pero la violencia no es el camino”.

Pérez aseguró la toma de medidas para asegurar que el abastecimiento de la zona no sea interrumpido, como también para resguardar a la ciudadanía.

“Han habido ataques reiterados, estamos haciendo todos los esfuerzos para que no sea un descontrol”, cerró.

/psg